Frases machistas que quizás no sabías que lo eran y nunca más deberías repetir

Yahoo Noticias
(Foto AP/Alexandre Meneghini)
(Foto AP/Alexandre Meneghini)

Existen muchos refranes o frases populares que repetimos con frecuencia y que pueden ser machistas. Algunas de estas sentencias han pasado por generaciones y las decían nuestros abuelos o padres y se quedaron con el paso de los años, pero nunca reflexionamos sus implicaciones y lastres.

Algunas se consideraban graciosas, pero al decir o escuchar pasivamente estas afirmaciones todos los días en conversaciones casuales, muchas veces replicamos o normalizamos sin notarlo la violencia que viven las mujeres.

Al usar estas frases incurrimos en comportamientos sexistas que se denominan “micromachismos” y son resistencias cotidianas a la igualdad de género que reflejan una necesidad de imposición de poder ante las mujeres. Algo que algunos teóricos han llamado también “machismos invisibles”.

Al desmenuzar algunos de estos refranes encontramos que están llenos de ideas preconcebidas y obsoletas sobre los roles del hombre y la mujer.

Foto: Getty.
Foto: Getty.

"Peleas como niña"

Decir que un hombre hace algo como "vieja" o "niña" es machista porque en nuestra sociedad ser mujer sinónimo de ser “inferior” o algo ridiculizable. Aunque las mujeres y niñas han probado que pueden pelear, bailar o hacer deportes con éxito, a algunos niños y hombres se les enseña que hacer lo socialmente aceptado como “femenino” es menos, pero no. Decir que se hace algo como niña o mujer debería ser sinónimo de fortaleza y no de vergüenza.

"Ni feminismo ni machismo, igualismo o humanismo"

El feminismo es un movimiento pacífico que lucha por la emancipación de las mujeres y la igualdad de derechos. El machismo no es un movimiento, es una forma de sexismo (junto con la misoginia y la homofobia) que magnifica características de los hombres o de su condición masculina estereotipada por creer que los hace mejor o superiores. El machismo por otro lado, está detrás de la violencia normalizada contra las mujeres y su manifestación más cruenta es el feminicidio, así que no pueden ser equiparables ni opuestos.

Pedir “igualismo o humanismo” es invisibilizar los asesinatos cometidos por hombres por el simple hecho de que sus víctimas son mujeres.

“Mujeres juntas, ni difuntas”

El refrán es la vieja forma de decir que “el peor enemigo de una mujer, es otra mujer”. Si de por sí el mundo es un lugar competitivo, para las mujeres lo es más y desde niñas a muchas les enseñan que, para avanzar en la vida hay que descalificar a otras.  Cuando las mujeres descubren que pueden ayudarse mutuamente se construye una alianza llamada sororidad, que es solidarizarse con otra mujer solo por ser mujeres para dejar de traicionar a la otra.

"Detrás de un gran hombre, hay una gran mujer"

Este micromachismo disfrazado de halago en realidad pretende minimizar el enorme trabajo que algunas mujeres realizan sin reconocimiento ni remuneración para que un hombre tenga éxito. A veces es construirle una carrera a costa de los sacrificios que ella hace bajo la consigna de que el sacrificio es amor y “el amor no tiene precio”. A veces son los cuidados y crianza de los hijos en pareja como si fuera una actividad menor o únicamente de las mujeres. La producción de bienes y alimentos, la vestimenta, la limpieza y los cuidados son labores que sostienen economías.

"La suerte de la fea, la bonita la desea"

Esta es muy parecida a la de las “mujeres juntas ni difuntas” porque de nuevo, las rivaliza y las cataloga por su cumplimiento de los estándares de belleza. No podría ser más falso, primero, porque prioriza el aspecto físico por sobre otras habilidades; segundo, confirma que la sociedad le da un trato diferente a las mujeres si cumplen o no con lo que dicta la belleza y tercero, la frase refuerza los estereotipos sobre la mujer inteligente o tonta si es “fea” o “bonita” y las dos reciben castigos o compensaciones por su físico.

La piloto de la Serie Nascar Outdoors Truck, Natalie Tucker, en 2018. (Foto: AP/Charlie Neibergall)
La piloto de la Serie Nascar Outdoors Truck, Natalie Tucker, en 2018. (Foto: AP/Charlie Neibergall)

"Mujer al volante, peligro constante"

Creer que una habilidad como manejar un automóvil te hace mejor con base en la biología, es misógino. Las habilidades se adquieren, no son natas. De nuevo, manejar o golpear como niña no debería de ser algo degradante. Hay hombres que manejan muy mal y mujeres que compiten en la Fórmula 1. No caigas en generalizaciones ni externes tu machismo con esta frase ignorante.

"Mujer sin hijos, jardín sin flores"

Algunas mujeres eligen ser madres, otras eligen no serlo, pero asumir que una mujer, solo por tener útero, debe llegar a la maternidad, es sexista. Las maternidades deben ser elegidas y el viejo refrán contiene un discurso que impone la procreación como único objetivo en la vida de una mujer.

"Mujer sin aretes, altar sin ramilletes"

La frase es machista porque significa que, si una mujer no lleva “adornos” como joyería, maquillaje, o prendas que cumplan con los ideales de la belleza, pierde su valor.

Two managers talking in a small business
Two managers talking in a small business

"Mujer que habla latín, rara vez tiene buen fin / no tiene marido ni buen fin"

Es un refrán anticuado de épocas en las que, si una mujer sabía latín, era porque recibía una muy buena educación. A hombres y mujeres les enseñan que, si una mujer gana más o tiene un grado académico superior al de su pareja hombre, eso es denigrante para él. En tanto, ella debe rechazar oportunidades de crecimiento o de otra forma no podrá conseguir compañero y eso sería poco valorado.

"Date a respetar"

En lugar de enseñar a los niños y hombres a respetar a las mujeres, se les enseña a las niñas a que "se den a respetar", como si no fueran dignas al respeto únicamente por nacer. Esta idea las responsabiliza en caso de ser víctimas de agresiones sexuales y le quita toda la culpa al agresor.


También te puede interesar:

Día de la Mujer: el movimiento obrero que inició la revolución femenina

Brecha de género golpea a las mexicanas: trabajan mucho más, sin sueldo, ni tiempo para divertirse

Me Too 1953, así se vengaron por el no de una mujer en México

FOTOS | Las mujeres mariachis que conquistan a los británicos con sus rancheras y rompen barreras de género desde Reino Unido

La ejecutiva de Amazon que cumplió su sueño de ser piloto: "Algunos aún no pueden creer que el capitán sea una mujer"

Qué leer a continuación