Francia, Noruega, Suecia y Egipto logran el pase a los cuartos de final

Agencia EFE
·5  min de lectura

Madrid, 24 ene (EFE).- La selección de Francia certificó su clasificación para los cuartos de final del Mundial de Egipto, tras imponerse este domingo por un claro 23-32 a Portugal, un resultado que permitió además el pase a la siguiente ronda de Noruega, que necesitaba que el conjunto luso no ganase para seguir vivo en la competición.

Igualmente se aseguraron un puesto entre los ocho mejores del campeonato los equipos de Egipto, que selló su pase a cuartos tras empatar 25-25 con Eslovenia, y de Suecia, que goleó por 20-34 a Rusia.

Si en sus partidos precedentes Francia había dejado alguna que otra duda con sus sufridos triunfos sobre Suiza, Argelia e Islandia, este domingo los de Guillaume Gille las despejaron y con creces ante Portugal.

Esta vez sí, el conjunto francés recordó al imponente equipo que dio un golpe de autoridad en su estreno en el Mundial con una inapelable victoria (24-28) sobre Noruega.

Mejorado notablemente en ataque con el retorno del barcelonista Timothey N'Guessan, que no había disputado los últimos cuatro partidos, Francia no tardó en distanciarse de un conjunto luso, al que pareció pesarle la presión de jugarse el acceso a los cuartos de final.

Pero si Francia estuvo notable en ataque, en defensa alcanzó el sobresaliente con un formidable trabajo que maniato al ataque portugués, tanto en igualdad numérica, como cuando los de Paulo Pereira apostaron por jugar con un jugador de campo más sobre la pista.

Un trabajo defensivo que se vio perfectamente respaldado en la portería por una segurísimo Vincent Gerard, que sin necesidad de contabilizar un número excesivas intervenciones, siempre apareció en los momentos decisivos.

Argumentos a los que nunca pudo responder el equipo portugués, que pese a dar un nuevo paso más en el exponencial crecimiento que ha vivido en los últimos años, se despidió del torneo sin poder acceder a los cuartos de final.

Ronda en la que sí estará finalmente Noruega, finalista en las dos últimas ediciones mundialistas, que necesitaba además de vencer a Islandia, que Portugal no venciese a Francia, en un choque en el que a los galos les bastaba, incluso, con una derrota hasta por dos tantos para acceder a los cuartos y como primeros de grupo.

Pero Francia no entró en nunca en ningún tipo de especulaciones y se convirtió desde el primer momento en el mejor aliado de los Noruegos, que antes ya habían cumplido con su parte de la ecuación, tras vencer por 33-35 a Islandia.

Un choque en el que la estrella noruega, el central Sander Sagosen, que se disparó hasta los ocho goles, volvió a verse obligado a permanecer muchísimos minutos sobre la pista, un desgaste físico, que ya costó caro al conjunto nórdico en los dos últimos Mundiales.

Y es que el camino de los nórdicos hasta las semifinales no se antoja nada sencillo, ya que los de Christian Berge se medirán en los cuartos de final con el vencedor del encuentro que enfrentará este lunes a España, ganadora de los dos últimos Europeos, y Hungría, que cuenta hasta ahora sus partidos por victorias.

Por su parte, el perdedor del duelo entre españoles y magiares se medirá con Francia en un encuentro de cuartos, que sea quién sea el rival del conjunto galo, se antoja igualmente igualado.

Unos cuartos de final en los que también estará la selección de Egipto, que dirige el español Roberto García Parrondo, tras empatar este domingo 25-25 con Eslovenia, en un choque en el que los balcánicos desperdiciaron los hasta cinco goles de ventaja (13-8) con los que contaron en el arranque del segundo tiempo,

De nada le sirvió a Eslovenia la sensacional actuación del portero Klemen Ferlin, que cerró el primer tiempo con más de un 60 por ciento de paradas, ante la incapacidad que mostraron los de Ljubomir Vranjes para manejarse en la situaciones de inferioridad numérica.

El conjunto esloveno, pese a apostar por sustituir al portero por un jugador de campo, convirtieron cada exclusión que sufrieron en una sucesión de pérdidas de balón que permitieron a Egipto dar la vuelta al marcador con goles a portería vacía.

Una remontada que permitió a los anfitriones deshacerse definitivamente de los nervios que les habían atenazado en la primera mitad, llegando a los dos últimos minutos de juego con una renta de dos tantos (23-25) en el marcador.

Suficiente para lograr, pese al desesperado intento de reacción final de los balcánicos, para lograr el empate (25-25) que necesitaba para acceder a los cuartos de final a costa de una Eslovenia, semifinalista en el pasado campeonato de Europa, que necesitaba el triunfo para no despedirse del Mundial.

Mucho menos tiempo necesitó el conjunto sueco para encarrilar su pase a la siguiente ronda, tras situarse a los trece minutos de juego con un contundente 2-8, que Rusia nunca tuvo la más mínima opción de poder remontar.

Liderados en defensa por el portero Andreas Palicka, que cerró el choque con catorce paradas, y en ataque por los extremos Lucas Pellas y Hampus Wanne, la selección de Suecia no dejó de aumentar su ventaja hasta el final, como reflejó el definitivo 20-34.

Una victoria que llevará a Suecia en los cuartos de final con el segundo clasificado del grupo IV, puesto por el que pelean Argentina, Croacia y Catar, mientras que Egipto se medirá en los cuartos con el vigente campeón del mundo, Dinamarca.

Javier Villanueva

(c) Agencia EFE