Francia, el castillo del "príncipe" Griezmann

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Madrid, 19 jun (EFE).- Antoine Griezmann, un profeta en su tierra. Ídolo de todo un país. Cada vez que se enfunda la elástica del gallo, el príncipe de Maçon brilla, lidera y enamora. Este sábado, volvió la mirada a 2016. Comandó la nave francesa y, con siete goles en las fases finales de la Eurocopa, ya amenaza el trono galo de Michel Platini (9).

El '7' francés volvió a tirar del carro. Fue el mejor de los blues con y sin balón. En defensa se dejó el alma. Corrió, presionó, despejó e incluso fue al suelo al más puro estilo Lilian Thuram.

En ataque, su olfato, sus desmarques de apoyo y de ruptura, su último pase, y sobre todo, su gol, fueron determinantes para evitar el naufragio galo ante Hungría en el Puskas Arena de Budapest.

Desde su primera convocatoria con la absoluta, allá por 2014, cuando todavía militaba en la Real Sociedad, la progresión del delantero ha ido en aumento hasta conseguir "sentarse en la mesa" de grandes figuras del fútbol mundial como Platini, para muchos, el mejor futbolista francés de la historia.

En los 92 partidos que ha jugado de internacional ha anotado 37 goles y ha dado 27 asistencias. En el ránking de máximos artilleros con la selección francesa, el atacante del Barcelona es cuarto, por detrás de Platini (41), al que puede alcanzar en este Europeo, Olivier Giroud (46) y Thierry Henry (51).

Para Deschamps es intocable, juntos fueron campeones del mundo en 2018 y con este encuentro ante Hungría, el de Maçon batió un récord absoluto en su selección al sumar su quincuagésimo partido consecutivo de azul.

Y es que en Francia encuentra su entorno ideal. Con dos delanteros por delante, fijando a la defensa rival, el '7' encuentra su espacio vital. En esa posición crea, organiza y ejecuta.

De momento, está siendo uno de los hombres en esta Eurocopa. En un plantel lleno de estrellas como Kylian Mbappe, Paul Pogba o Karim Benzema, Antoine está siendo determinante. El principito baila y Francia sonríe.

Alejandro Macías Sarmiento

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.