Fracturaron el tabique de un jugador en un apriete de barras

Ezequiel Rodríguez, una de las figuras de Atlanta, sufrió las consecuencias físicas de la delincuencia de la barra brava.

El plantel del equipo de Villa Crespo fue víctima de un ataque cobarde y criminal. Tras la derrota ante Barracas Central, Fernando Ruiz presentó la renuncia por el mal presente del equipo que no logra acercarse al primer puesto. 

En el estadio de Barracas, la barra brava se presentó y apretó a los jugadores. Según cuenta Solo Ascenso, los amenazaron y les pidieron 100.000 pesos al grupo de jugadores que no cobra desde enero. En el entrenamiento de este lunes, los futbolistas se presentaron normalmente y recibieron más amenazas y hasta golpes, como los que sufrió Ezequiel Rodríguez, el mediocampista central y figura de la institución bohemia. 

Con una fractura en su tabique nasal, el jugador pidió la libertad de acción tras hacer la correspondiente denuncia en Futbolistas Argentinos Agremiados. El plantel decidió no entrenarse este martes como método de protesta.