Forme gobierno con Sánchez o no, la hemeroteca está contra Iglesias

Dos declaraciones de Pablo Iglesias totalmente opuestas y hechas con un año de diferencia entre ambas han puesto en evidencia que haga lo que haya el líder de Unidas Podemos con respecto a un posible pacto de gobierno con Pedro Sánchez será contrario a lo que dijo en su día. Ambas, recuperadas por la Cadena Ser y El Confidencial, ponen de manifiesto que da igual el camino que tome Iglesias, se estará contradiciendo a sí mismo.

De lo malo que sería para Podemos entrar en un Gobierno con el PSOE (2015), a querer hacerlo incluso echándose a un lado (2016) a ni lo uno ni lo otro (2019). (Foto: AP Photo/Francisco Seco, File)
De lo malo que sería para Podemos entrar en un Gobierno con el PSOE (2015), a querer hacerlo incluso echándose a un lado (2016) a ni lo uno ni lo otro (2019). (Foto: AP Photo/Francisco Seco, File)

La primera de ellas, la más alejada en el tiempo, la ha rescatado José Antonio Zarzalejos en su blog en El Confidencial de un libro titulado Una nueva transición (Akal) publicado en 2015. Firmado por el dirigente morado, en él se podía leer lo siguiente: “Un Podemos con la fuerza suficiente para exigirle al PSOE dos ministerios importantes y entrar en el Gobierno podría ser algo que nos diera experiencia de gobierno, pero nos destruiría electoralmente”.

La cita mencionada por Zarzalejos continua asegurando que un acuerdo de este tipo tampoco beneficiaría al PSOE para asegurar después que “votar a favor de ellos en una investidura nos haría muchísimo daño…nos obligaría a lo que proyectaba el diario El País … sois un sustituto muy digno de IU, más listos, con más swing , mejor estilo, por eso con mejores resultados, pero sois una tercera fuerza política que se ubica en lo que son las terceras fuerzas políticas progresistas en Europa.”

Hoy en día Unidos Podemos no es la tercera, sino la cuarta fuerza política en representación en el Congreso y quien firma el artículo de opinión de El Confidencial señala lo que considera que es un fracaso “sin paliativos” en la gestión de Iglesias al frente del partido. Una situación que, desde su punto de vista, le ha llevado a pretender “una vicepresidencia en el Gobierno de Sánchez” y “ministerios para dirigentes de su partido a cambio investir presidente del Ejecutivo al secretario general del PSOE”.

Luego está la otra afirmación rescatada desde la Cadena Ser y hecha un año después, el 30 de marzo de 2016. La pronunció después de una reunión con Sánchez para intentar llegar a un acuerdo de Gobierno que no se produjo y que desembocó en las elecciones de junio que ganó el Partido Popular. Entonces los de Iglesias contaban con 72 diputados y Sánchez, con 90. A día de hoy las actas moradas son 35 y las socialistas, 123.

Lo que dijo hace tres años el líder de Podemos es que si el problema para llegar a un acuerdo era él, estaba “dispuesto a dar un paso atrás”, eliminarse de la ecuación, ya que “había personas preparadas en su formación” para facilitar el acuerdo. Ahora esa opción ni se baraja y entrar en el Gobierno es una condición para facilitar la investidura de Pedro Sánchez.

La conclusión es que en un año Iglesias pasó de asegurar que un pacto con los socialistas era algo terrible para ellos a estar dispuesto a echarse un lado para conseguirlo. Tres años después no se mantiene ni lo uno ni lo otro. Quieren ser parte del Ejecutivo y él no baraja la opción de irse a ningún lado.

Qué leer a continuación