Football Manager: el refugio de los aficionados que está batiendo récords durante la cuarentena

Yahoo Deportes
Una copia del videojuego Football Manager 2020 en el césped de un estadio. Foto: Twitter @OfficialRUFC
Una copia del videojuego Football Manager 2020 en el césped de un estadio. Foto: Twitter @OfficialRUFC

El hecho de tener que estar encerrados en casa para evitar la propagación del coronavirus conlleva muchas consecuencias; una de ellas, probablemente de las más graves, es la paralización de la actividad económica prácticamente en todo el mundo. Por motivos sanitarios para muchas personas no hay forma de acudir a sus puestos (y el teletrabajo no siempre es viable), y aunque lograran ir, no podrían hacer gran cosa porque los clientes tampoco aparecerían por sus locales. En muchas empresas este periodo, que aún no sabemos cuánto va a durar, amenaza con ser una catástrofe.

Hay otras, sin embargo, que no solo van a salir relativamente indemnes de la cuarentena, sino que quizás incluso acaben beneficiadas. Es el caso, por ejemplo, del desarrollador de videojuegos británico Sports Interactive, uno de cuyos productos está batiendo todos récords históricos en estos días de gente recluida en sus hogares y sin ocupaciones mejores que plantarse delante del ordenador a echar partidas. Se trata concretamente de Football Manager, uno de los simuladores de fútbol mejor valorados del mercado.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

Según asegura Miles Jacobson, fundador y director de la compañía, durante esta semana se han contabilizado más de 100.000 jugadores a la vez en el modo online, más que en ningún otro momento de la historia de un videojuego que saca una versión nueva por temporada desde 1994. No está nada mal teniendo en cuenta que, piratería y ofertas especiales al margen, adquirir el producto a través de su web oficial cuesta 55 euros. Eso sí, el fabricante tuvo el detalle, ahora que estamos confinados, de dar acceso gratuito... pero solo durante una semana, entre el 18 y el 25 de marzo.

Mucha gente está enganchadísima al Manager. Gusta al público anónimo y a futbolistas célebres; la cuenta oficial del juego en francés informó de que Antoine Griezmann está participando en un torneo online. Hay youtubers conocidos, como Miguel Quintana, que están transmitiendo al mundo sus progresos, con bastante éxito entre sus seguidores.

A quien no esté familiarizado con este juego hay que indicarle que es un simulador de fútbol, pero no uno al uso. Al contrario que otros títulos célebres del sector como FIFA o PES, en Football Manager no se trata de combinar teclas en los mandos para manejar a los futbolistas sobre el césped, sino de todo lo de alrededor. Definir al detalle tácticas y estrategias, diseñar la política de fichajes y renovaciones, hacerse cargo de la cantera y promocionar a los juveniles más prometedores... en definitiva, no es tanto jugar al fútbol como gestionar un club a todos los niveles.

Tal cantidad de variables puede intimidar a jugadores que buscan entretenimiento rápido y sencillo, si bien existen modos que permiten hacerse cargo solo de algunos de esos factores y dejar que la máquina se encargue de los demás. Además, tanta complejidad implica que, para que la experiencia sea decente y no haya esperas innecesarias mientras el programa se carga, sea necesario un ordenador razonablemente potente. A cambio, ofrece una base de datos espectacularmente grande, con información de casi todas las ligas profesionales y semiprofesionales del planeta, por remotas que sean.

Este hecho hace que el software sea muy popular no solo para el público general, sino también entre los profesionales, que a veces lo usan como herramienta de trabajo. Es célebre, por ejemplo, el caso de Roberto Firmino, delantero hoy del Liverpool a quien el Hoffenheim alemán descubrió en el ignoto Figueirense brasileño gracias a la partida que estaba echando uno de sus ojeadores. Durante la cuarentena, además, algunos clubes (sobre todo ingleses, el país donde surgió este programa) lo están usando para entretener a sus aficionados simulando partidos.

Así, por ejemplo, en la Premier League los hinchas del Watford se quedaron con las ganas de ver en el césped de Vicarage Road el partido contra el Leicester... pero sí pudieron presenciar una recreación en las redes sociales del club. Algo es algo.

El Leyton Orient, de la League Two (cuarta categoría), hizo algo parecido en un partido contra el Bradford City, con el plus de que su alineación y estrategia fue decidida por votación entre sus seguidores. No pareció muy eficaz, ya que perdieron 1-0.

¿Durará este furor cuando acabe la cuarentena, podamos salir de casa y (supuestamente) no estemos tanto tiempo delante de la pantalla? Si todo va bien, pronto el coronavirus habrá desaparecido de nuestras vidas y lo comprobaremos. De momento, es una alternativa de ocio más que se está mostrando tremendamente eficaz, al menos para los más futboleros.

Más historias que te pueden interesar:

Qué leer a continuación