Flavio Azzaro, desde Bali: "No puedo dejar de pensar en lo que pasa en Argentina"

LA NACION
lanacion.com

Flavio Azzaro, conductor y periodista deportivo, se encuentra varado en la paradisíaca isla de Bali, en Indonesia, a causa de las restricciones de ingreso y egreso en la mayoría de los países por la pandemia de coronavirus.

En diálogo con Fútbol 910, de Radio La Red, Azzaro explicó cómo se encuentra: "La verdad que estoy bien, porque viendo cómo están en Argentina, no puedo no decir que estoy bien. Estoy en uno de los pocos países donde no hay cuarentena" (NdeR: en la capital, Yakarta, sí se aplicó la cuarentena).

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

"¡Métale el corazón, Presidente!": El video motivacional de Serafín Dengra para quedarse en casa y el pedido a Alberto Fernández

Luego, explicó cómo es su rutina: "Con mi novia lo único que hacemos es ir a la playa. Nos sentamos ahí. Para mí, hay menos posibilidad de contagiarse en una playa, que uno está solo, que en la casa, que uno tiene que pedir un delivery o algo", opinó.

Sobre cómo el coronavirus afectó sus planes de seguir viajando hasta fin de año, Azzaro dijo: "No sé qué va a pasar con nuestro viaje. La idea es seguir, pero hay muchos países que ya cerraron sus fronteras. Nosotros acá estamos muy bien, a comparación de otros países. Nos tocó estar haciendo este proceso de estar resguaradados en un lugar hermoso sin cuarentena".

Además, reveló cuál era el cronograma que tenían planeado antes de la pandemia: "De acá nos íbamos a ir a Filipinas, que cerró las fronteras. Teníamos ganas e ir a Australia, pero no va a recibir gente por los próximos seis meses. Está raro el partido. Estamos en un momento en el que no te puedo decir que si vamos a atacar o a defender. Como en el futsal, necesitamos pedir minutos y reacomodar un poco", comparó.

Acerca de su proyecto de youtuber Azzaro Mundial, dijo: "Tenemos editados siete programas. Y filmados otros cinco más que en breve van a estar también editados. Nuestra idea era grabar contenido para no tener que volver, y tener 40 capítulos filmados. Ahora, hay que barajar y dar de vuelta".

Finalmente, confesó: "Hace 3 o 4 días estábamos bárbaro, contentos, y ahora ya es difícil, mas allá del proyecto que tenemos, porque vemos lo que pasa en la Argentina, y no podés seguir con el ritmo de alegría que veníamos teniendo. Ya no me puedo abstraer. No puedo dejar de pensar en lo que pasa allá", concluyó.

Qué leer a continuación