Fiscalía paraguaya niega persecución a excandidato presidencial opositor

Agencia EFE
·3  min de lectura

Asunción, 31 ene (EFE).- La Fiscalía de Paraguay negó hoy una supuesta persecución al excandidato presidencial opositor Efraín Alegre, preso desde hace cuatro días en una causa por falsificación de gastos en los comicios de 2018, mientras la oposición se organiza para exigir la salida de la titular de ese órgano, Sandra Quiñónez.

La prisión preventiva de Alegre fue decretada el pasado jueves por la jueza penal de garantías Cynthia Lovera por incumplimiento de las medidas alternativas a la detención por parte del político como el pago de una caución de 150 millones de guaraníes (21.500 dólares).

Alegre, presidente del Partido Liberal (PLRA), el mayor de la oposición, fue imputado en junio de 2020 tras la denuncia del dueño de una gasolinera por presunto falseamiento de factura para abultar los gastos de campaña en Alto Paraná (este), una causa que incluye además a dos operadores locales.

En los comicios generales de 2018, Alegre, aliado con el izquierdista Frente Guasu (FG), perdió por escaso margen ante el actual gobernante, Mario Abdo Benítez, al que sindica como "capataz" de su antecesor, Horacio Cartes (2013-2018).

La Fiscalía "no actúa, ni actuará de forma arbitraria como se pretende instalar, pues (...) cuenta con los mecanismos necesarios de control interno para garantizar la objetividad y legalidad de toda investigación", afirmó el organismo en un comunicado.

Con ello, el Ministerio Público salió al cruce de las acusaciones vertidas tanto por Alegre como por otros sectores de oposición de que Quiñónez es funcional a los intereses de Cartes, señalado por el líder opositor como jefe de un entramado mafioso con injerencia en los poderes del Estado.

Y aclaró que la privación de libertad del titular del PLRA es en función a los dictados de la jueza penal a cargo tras la sustitución de la prisión planteada en su día por la Fiscalía "al considerar que (la causa) no ameritaba prisión preventiva".

No obstante, la Mesa de Presidente de Partidos de la Oposición convocó para este lunes por la tarde una manifestación de repudio contra Quiñónez ante la sede de la Fiscalía, en el centro de la capital paraguaya.

La presidenta del minoritario Partido Revolucionario Febrerista (PRF, socialista), Josefina Duarte, afirmó a través de un vídeo en redes sociales que la convocatoria impulsa la destitución del cargo de Quiñónez a través un nuevo juicio político.

Una iniciativa similar por mal desempeño de funciones contra la titular del Ministerio Público fue frustrada en mayo de 2020 en la Cámara de Diputados por una mayoría oficialista, que la blindó de acusaciones de tráfico de influencia y violación del principio de igualdad.

Mientras, las visitas a Alegre continuaba este domingo en su lugar de reclusión, la Agrupación Especializada, un cuartel de la Policía Nacional de la periferia capitalina que funciona como cárcel de agentes con cuentas pendientes con la justicia, narcotraficantes y delincuentes de alta peligrosidad.

"Nos encontramos con Efraín Alegre (...) resistiendo en carne propia la persecución política y judicial de parte de los poderes fácticos, una práctica común de los antidemocráticos", afirmó en redes sociales Ricardo Canese, miembro del Parlamento del Mercosur (Parlasur) por el FG.

El líder del Frente Guasu, el senador y expresidente Fernando Lugo (2018-2012), fue uno de los primeros dirigentes que el pasado viernes visitó a Alegre, ocasión que calificó la detención como una ruptura del estado de derecho.

"Es grave que se rompa el estado de derecho y una vez más se vislumbra, se ve de cuerpo presente que estamos ante una justicia rupturada", manifestó Lugo, destituido en 2012 mediante un juicio parlamentario.

(c) Agencia EFE