Las finanzas del Barça y el plan para la remontada económica

Amir Somoggi
·4  min de lectura

Joan Laporta retornó oficialmente al puesto máximo del FC Barcelona. El gigante del fútbol, que llegó a los casi mil millones de ingresos anuales, está hundido en deudas, ya que cerró la última temporada con pérdidas netas de € 97 millones. Y las proyecciones son terribles, con pérdidas superiores a los € 100 millones en 2020-21.

Laporta vuelve en un momento aún más complejo que el inicial, cuando recibió el club de Joan Gaspart en 2003 y empezó su proyecto con Ferran Soriano, Esteve Calzada y otros. Si el Barça pre-Ronaldinho estaba alejado de los gigantes europeos, y tenía un negocio centrado en el mercado español, hoy día las deudas de corto plazo del club asustan.

Cuando Laporta asumió en 2003 los ingresos eran de €123 millones, el 13º de Europa, y las deudas rozaron los 190 millones. A valores de hoy el club generaba en 2003, €167 millones. El escenario es otro actualmente. Hasta la pandemia del COVID-19, Barça era líder europeo con ingresos de € 835 millones, pero su deuda neta ahora es € 1,1 mil millones.

El presupuesto del club, que fue proyectado sin saberse de la pandemia, enseñaba ingresos operacionales de € 883 millones y 1,06 mil millones considerando los traspasos. Sin embargo, la realidad fue dura y el club presentó reducción de 15% en los ingresos operacionales o €127 millones de reducción en la temporada 2019-20. Hubo reducción con TV, matchday y marketing.

Las deudas del Barcelona en los últimos años
Las deudas del Barcelona en los últimos años

¿Qué pasó con las finanzas del Barcelona?

Los números rojos del Barça en sus últimas cuentas anuales asustaron. El club, desde la transferencia récord de Neymar para el PSG, creó un círculo financiero peligroso. Con los €222 millones ingresados con el crack brasileño, salió de compras y ahora está pagando la locura de contrataciones como Coutinho, Dembélé, Griezmann, que no trajeron hasta hora grandes ingresos y desempeño, como en los tiempos de Messi, Suárez y Ney.

Sumado a eso, su equilibrio financiero dependió demasiado de las ventas de jugadores. El Barça empezó gastar muchísimo en contrataciones y acabó buscando ingresos extraordinarios con transferencias. Esa política arriesgada explotó con la pandemia.

Actualmente el pasivo total es de € 1.4 mil millones, con una deuda neta de €1.100 millones. Los débitos de corto plazo están en € 970 millones con entidades de créditos, entidades deportivas, sueldos de jugadores, entre tantos débitos.

Las deudas con entidades de crédito de corto plazo están en € 266 millones, frente a los € 11 millones de 2019. Las deudas con entidades deportivas de corto plazo suman € 126 millones, frente a los € 79 millones de antes de la pandemia. A corto plazo el club cuenta con € 162 millones en tesorería, es decir liquidez inmediata y otros € 195 millones en valores a recibir.

La liquidez es muy mala.

Los ingresos del Barcelona desde el 2003
Los ingresos del Barcelona desde el 2003

Los débitos por contrataciones (corto y largo plazos) sumaron € 323 millones en 2020.

Otra cuestión es el “costo Messi”, ya que el sueldo del crack argentino llega a los 130 millones anuales, segundo reportó el Diario El Mundo. Eso representa más de 20% de los sueldos de la platilla del club. Por otro lado, Messi genera más de 30% de los ingresos, una máquina de goles y euros.

Los gastos salariales deportivos del Barça bajaron de € 486 millones en 2019 para € 430 millones en 2020.

¿Cuál es plan de remontada económica de Joan Laporta?

Joan Laporta tiene un desafío sin precedentes en el fútbol actual. Un club gigante, con potencial global único, que necesita dinero para sacar adelante, en un ambiente sin público en los estadios y las incertidumbres de COVID-19.

El sitio 2Playbook publicó recientemente en detalles el plan del nuevo presidente para el club. Laporta ya estableció que su plan es mantener Messi, ya que considera un pilar fundamental para el desarrollo del Barça.

Sobre la liquidez del club, el gran proyecto será la emisión de bonos, para poder desahogar las finanzas en corto plazo, ofreciendo el pago en largo plazo para los que invirtiesen, con experiencias únicas vinculadas al Barça. Otro aspecto será un choque de gestión, a fin de reducir gastos de operación del club, lo mismo que hizo Laporta a partir de 2003, cuando fue presidente.

Uno de los principales retos de la remontada económica del club será la ampliación significativa de los sponsors. Según 2Playbook, el nuevo presidente proyecta que se puede aumentar en 50% el número de nuevos partners. Fueron identificados que hay 35 sectores no atendidos por patrocinios del club. Ingresos no generados de € 275 millones.

Laporta también cree que el Barça Studios es un gigantesco potencial, y poco conocido, que puede ser mejor explotado en términos financieros. Será uno de los focos de la nueva gestión.

Finalmente, hay otros proyectos como la explotación global de centros de entretenimiento del Barça en mundo y el Barça Experience, son centros polideportivos con la marca del club en diferentes ciudades y algunas ofensivas en eSports.

Grandes retos, con un club sin recursos, pero con gigantesco potencial de desarrollo, en un mundo en profunda transformación.