La Final a Cuatro pasa por ganar en San Petersburgo

Agencia EFE
·3  min de lectura

Barcelona, 27 abr (EFE).- El Barça, con dudas tras los dos primeros partidos de los 'play-off' de la Euroliga disputados en el Palau Blaugrana (1-1), afronta este miércoles (19.00 horas), ante el Zenit de San Petersburgo, la primera oportunidad para recuperar el factor pista y acercarse al sueño de disputar la Final a Cuatro.

El objetivo de los azulgranas de estar en Colonia pasa por ganar, por lo menos, uno de los dos partidos que esta semana -mañana y el próximo viernes- disputará en Rusia.

Le espera al equipo entrenado por Sarunas Jasikevicius un rival que, después de ganar el primer partido (74-76) y ponerle entre las cuerdas en el segundo (81-78), afronta el segundo tramo de la serie sin la presión del favorito.

Por presupuesto, talento y profundidad de plantilla, el Barça debería estar entre los cuatro mejores equipos que se jugarán el título. Pero antes se ha encontrado con el Zenit de Xavi Pascual, un hueso duro de roer que ha dejado al descubierto las debilidades de la plantilla azulgrana.

El conjunto de San Petersburgo planteó en los dos primeros envites un baloncesto defensivo y físico, muy incómodo para que el talento azulgrana brillara.

El jugador más perjudicado fue Nikola Mirotic. En los dos primeros partidos, el ala-pívot hispano-montenegrino solo transformó 6 tiros de campo de 16 intentos.

Su media anotadora en los duelos disputados en el Palau Blaugrana fue de 9 puntos, muy por debajo de los 16,3 puntos que anotó en la fase regular.

Con su defensa, Pascual maniató a Mirotic y también controló a Nick Calathes, el cerebro en la pista de Jasikevicius. El base greco-americano no solo sufrió defendiendo a Kevin Pangos, el jugador diferencial de la serie hasta la fecha, sino que fue incapaz de que su equipo moviera el balón con fluidez en ataque.

Con Calathes desconectado, al conjunto azulgrana le costó encontrar tiros liberados desde el perímetro, y plantó cara gracias al talento de Cory Higgins y a la intensidad bajo los aros de Brandon Davies.

Jasikevicius, que el pasado fin de semana dio descanso en la victoria contra el MoraBanc Andorra (63-79) a Nikola Mirotic, Cory Higgins, Brandon Davies y Nick Calathes, afronta el doble encuentro en San Petersburgo con todos los jugadores disponibles.

El Zenit, en cambio, cuenta con la duda del pívot Arturas Gudaitis, que se perdió el segundo duelo por un esguince en el tobillo, mientras que el alero Mateusz Ponitka, por lesión, se quedó sin disputar los dos primeros encuentros de la serie.

Aunque más allá de nombres y aspectos tácticos, el Barça necesita recobrar la mentalidad ganadora. En los dos primeros partidos, el equipo azulgrana acabó desquiciado ante la telaraña de Pascual.

Así, jugadores llamados a marcar las diferencias no aparecieron en momentos decisivos. Tuvo que ser Adam Hanga, con dos robos y un triple en la prórroga del segundo partido, el que diera aire a su equipo igualando la serie.

En el Sibur Arena de San Petersburgo, cuyas gradas tendrán público, la versión más coral del Barça deberá resucitar si quiere jugar una Final a Cuatro siete años después.

(c) Agencia EFE