Filomena y el acelerón de Messi

Agencia EFE
·3  min de lectura

Madrid, 9 ene (EFE).- La tormenta Filomena, que obligó al aplazamiento del partido del líder, el Atlético de Madrid, ante el Athletic, congeló al Real Madrid ante Osasuna en Pamplona (0-0), lo que le impidió alcanzar el primer puesto provisional de LaLiga Santander, mientras que el Barcelona fue solvente en Granada, donde, al amparo de otra magnífica actuación de Leo Messi, goleó 0-4 y reivindicó su ambición de luchar aún por el título pese a su desventaja.

El temporal de nieve complicó tremendamente el desplazamiento del conjunto de Zinedine Zidane a la capital navarra. Se pudo jugar gracias al tremendo trabajo de los operarios de mantenimiento del césped. Pero, a la oposición de un equipo bien armado atrás, se le unió la peor adaptación al frío y la nieve de los pupilos del galo y su falta de argumentos.

De nuevo un equipo pertrechado, con las líneas muy juntas y la lección muy bien aprendida, se le atragantó al Real Madrid. Apenas tuvo ocasiones. Tan solo un disparo de Marco Asensio. Reapareció en la titularidad el belga Eden Hazard, pero fue intrascendente. No tuvo recursos y por segunda salida seguida los blancos cedieron un empate que complica su aspiración de revalidar el título.

El inicio de 2021 está siendo propicio para el cuadro del neerlandés Ronald Koeman, que ha ganado en Huesca (0-1), en Bilbao al Athletic (2-3) y en Los Cármenes al cuadro granadinista con el segundo doblete seguido de Messi.

Griezmann abrió y cerró la cuenta y el argentino sacó sus galones. Hasta acabó con su maleficio en el lanzamiento de faltas. Llevaba 23 partidos y casi setenta sin convertir y por fin transformó un tiro libre.

Aunque Antonio Puertas tuvo la primera gran ocasión del encuentro, el meta alemán Marc Andre Ter Stegen mostró su categoría y a partir de ahí el Barcelona se hizo con las riendas y ganó con claridad y autoridad un choque que ya había sentenciado antes del intermedio. Koeman pudo dar descanso a algunos de sus hombres clave. Messi se retiró tras el 0-4 con casi media hora por delante.

El Barcelona lleva ocho encuentros sin perder en LaLiga y acumula cuatro triunfos fuera de casa. Los desplazamientos habían sido una sangría en el inicio de la campaña. No renuncia a luchar por el título pese a que está a cuatro puntos del Atlético de Madrid con tres partidos más jugados y a tres del Real Madrid con los mismos disputados.

El Sevilla se llevó un duelo clave en la lucha por la 'Champions' ante la Real Sociedad (3-2) gracias al marroquí Youssef En-Nesyri, que firmó su primer triplete en Primera división.

Fue un partido loco en sus inicios, con cuatro goles en los primeros catorce minutos, y más lógico a partir de ahí. El acierto de En-Nesyri, que confirmó su magnífico estado de forma, afianza al cuadro de Julen Lopetegui en su pretensión y es una piedra más en el camino del equipo de Imanol Alguacil, que tan solo ha ganado un partido de los últimos nueve.

El marroquí adelantó dos veces al Sevilla (m.4 y 7) y la Real respondió con prontitud, primero con un autogol del brasileño Diego Carlos (m.5) y luego por medio del sueco Aleksander Isak (m.14). De vuelta a la normalidad En-Nesyri selló el marcador definitivo al inicio del segundo periodo.

Con el triunfo, el Sevilla alcanza a la Real, quinta, si bien el cuadro vasco ha disputado tres encuentros más que el andaluz. Ambos están a dos puntos del Villarreal, que el viernes liquidó en Vigo al Celta del argentino Eduardo 'Chacho' Coudet (0-4).

José Antonio Pascual

(c) Agencia EFE