Una fiesta clandestina con jugadores de Vélez terminó con una denuncia por abuso sexual

Gastón Hirschbrand
·1  min de lectura

Una mujer de 28 años denunció un abuso sexual este jueves a la medianoche, en el contexto de una fiesta clandestina en el Country Camino Real, organizada por el futbolista de Vélez Sarsfield Juan Martín Lucero.

Si bien las primeras informaciones marcaban que era Ricardo Centurión, quien también estuvo presente en el lugar, quien había sido denunciado ante las fuentes policiales por este hecho, luego se confirmó con la síntesis oficial que el ex jugador de Boca Juniors no estuvo implicado en tal situación.

Lucero, delantero del "Fortín" de Liniers que oficia como inquilino de la casa, y Thiago Almada, una de las jóvenes figuras que tiene el plantel, también estuvieron presentes en la fiesta, pero no fueron denunciados: el delito lo habría cometido una persona que nada tiene que ver con el elenco dirigido por Mauricio Pellegrino, de apellido "Acuña".

Según fuentes policiales, la denunciante fue trasladada a la Comisaría de La Mujer de San Isidro para ratificar sus dichos y formalizar el hecho ante la Justicia. Intervino la Fiscalía Especializada en Violencia de Género de dicho barrio del conurbano bonaerense, y la causa ahora está a cargo de la fiscal Laura Zyseskindc. ¿Sufrirán algún tipo de sanción los futbolistas velezanos?