La fiebre del oro de Brasil contra el afán de proeza de México

El Brasil de Neymar, Oscar y Damiao intentará el sábado adueñarse del oro olímpico, el único trofeo que le falta al fútbol de su país, frente a un anhelo de proeza que anida en México, en una final de color latinoamericano para un escenario de leyenda como el estadio de Wembley.

Nunca antes en la historia la 'canarinha' estuvo tan cerca de hacer realidad su sueño dorado, aunque también es cierto que jamás le subió tanto la temperatura en su fiebre del oro, como si no pudiera ya postergar el objetivo.

Frente al poderío y la determinación de los pentacampeones por llenar su casillero de conquistas posibles, aparece el deseo no menos fuerte de México de consumar una hazaña histórica y envolverse en la bandera de la gloria.

El DT brasileño, Mano Menezes, enfrenta el desafío más importante de su carrera, a suerte y verdad, o 'mata-mata' como dicen los brasileños.

Mano sorprendió este viernes al darle mayor importancia histórica al choque, cuando afirmó que "ganar el oro sería un primer paso para recuperar la antigua importancia que tenía Brasil en el mundo del fútbol".

Evocó así esta época menos brillante de los pentacampeones tras sendas eliminaciones en cuartos de final de los Mundiales de Alemania-2006 y Sudáfrica-2010 (contra Francia 1-0 y Holanda 2-1, respectivamente).

Y de algún modo, el Tri también tiene una deuda, pues "estos jóvenes mexicanos tienen una nueva mentalidad, fuimos campeones en la categoría Sub-17 (en Perú-2005), tercer lugar en la Sub-20 (en Colombia-2011) y ahora estamos en la final", dijo su DT, Luis Fernando Tena.

Más de una vez, México se perfiló en la historia contemporánea del fútbol como un favorito o un rival a vencer y tantas veces se quedó a mitad de camino, mordiendo la rabia con la sensación de que pudo haber hecho algo más grande.

Y para colmo debe sobreponerse en esta circunstancia a una pérdida grande en las vísperas, como fue la lesión de Giovani dos Santos, jugador clave por talento y temperamento.

Menezes no ahorró elogios sobre el adversario y recordó que "desde el inicio decíamos que era la selección que estaba mejor preparada para los Juegos, con jugadores que estuvieron en la Copa América (Argentina-2011)".

El volante mexicano Carlos Salcido comentó que "a diferencia de ellos (los brasileños) manejamos el juego de conjunto, debemos estar bien acoplados, no dejar espacios. Es lo contrario a Brasil".

"Brasil individualmente te puede cambiar un partido. México no tiene ese tipo de jugadores y por eso tenemos que jugar en bloque", admitió con realismo.

No falta a la verdad Salcido porque Brasil tiene siempre un conejo en la chistera, pese a que ha sido mezquino con el 'jogo bonito', la magia con la pelota y sus coreografías de ballet al ritmo del samba.

Pero tiene a Neymar, un prototipo de la endiablada habilidad sudamericana, capaz de irritar con su excesivo amor a la pelota hasta que se le prende la lamparita y el Scratch arrasa.

"El fútbol brasileño está ante la posibilidad de hacer historia", afirmó la superestrella del FC Santos.

Brasil es Oscar, un 'Kaká en potencia, por su elegancia, técnica, visión panorámica y frialdad para manejar el balón. Un crack con todas las letras, pero también discontinuo.

Y encima ahora se agigantó Leandro Damiao, centrodelantero clásico, nueve de área y artillero implacable 'a lo Pipita Higuaín', con seis goles, al tope de la tabla en Londres.

Está la labor en la sombras pero esencial de Sandro y Romulo para frenar rivales en el medio y las proyecciones ofensivas de Marcelo y Rafael, pero también hay una defensa que ha sido talón de Aquiles.

Tuvieron que pasar 24 años para que Brasil volviese a jugar una final olímpica, desde que perdió 2-0 contra Unión Soviética en los Juegos de Seúl-1988.

Cuando suene la pitada inicial a las 15h00 locales (14h00 GMT) en la catedral del fútbol, Brasil tratará de saldar su deuda con la historia y México consumar la hazaña.

Estas son las probables formaciones:

Alineaciones:

Brasil: Gabriel - Rafael, Thiago Silva (cap), Juan, Marcelo - Sandro, Romulo - Oscar, Alex Sandro - Neymar, Leandro Damiao. DT: Mano Menezes.

México: Jesús Corona - Israel Jiménez, Hiram Mier, Diego Reyes, Darvin Chávez - Carlos Salcido, Jorge Enríquez, Javier Aquino, Marco Fabián, Miguel Ponce - Oribe Peralta. DT: Luis Fernando Tena.

El atacante brasileño Neymar festeja un gol ante Honduras, en partido por los cuartos de final del torneo olímpico disputado el 04 de agosto de 2012 en Newcastle.

El atacante de México, Giovani Dos Santos domina el balón durante un partido ante Suiza por el torneo olímpico de fútbol disputado el 01 de agosto de 2012 e n Cardiff.

El entrenador de Brasil, Mano Menezes,durante un partido de su equipo ante Honduas por los cuartos de final del torneo olímpico de fútbol disputado en Newcastle, el 004 de agosto de 2012.

El volante brasileño Oscar (I) el atacante Neymar (C) y el defensa Bruno festejan un gol ante Corea del Sur en partido por las semifinales del torneo olímpico disputado el 07 de agosto de 2012 en Manchester.

Cargando...