El fichaje de Van Persie por el United marca el inicio de la Premier League

La Premier League, considerado por muchos como el campeonato mas potente y atractivo del mundo, echa a andar este próximo fin de semana y lo hará marcado por el traspaso de Robin van Persie del Arsenal al Manchester United, que pretende así destronar a su gran rival, el City.

El fichaje fue confirmado por ambos clubes el miércoles por la noche, y este jueves el internacional holandés debe pasar el reconocimiento médico y acabar de cerrar su contrato antes de ser presentado como Diablo Rojo y que pueda debutar con su nuevo equipo el próximo lunes ante el Everton.

El mánager del United, Alex Ferguson ya se ha mostrado encantado de poder incorporar a un jugador como Van Persie, elegido como el mejor jugador de la pasada temporada en Inglaterra tras marcar 37 goles en total, 30 de ellos en la liga.

Van Persie puede ser el elemento que faltaba al United para dar un salto de calidad y que le permita volver a dominar la Premier League tal como lo hizo en los últimos años, hasta que su gran rival de Manchester, el City, y sus petrodólares acabasen con el dominio el pasado año, conquistando una liga tras 44 años de sequía.

Ferguson podrá hacer múltiples combinaciones en ataque con Van Persie, Wayne Rooney, el mexicano 'Chicharito' Hernández, el joven Danny Welbeck y la otra gran incorporación del United en esta pretemporada, el japonés Shinji Kagawa, que deslumbró el pasado año en la Bundesliga con el Borussia Dortmund.

"Es una fantástica colección de jugadores y sólo espero hacer las elecciones correctas", ha dicho el veterano técnico escocés, que vio como su equipo no ganaba ningún título en la pasada temporada, algo que no ocurría desde 2005.

Su rival ciudadano, el Manchester City tendrá la difícil misión de repetir el éxito del año pasado... con los mismos jugadores.

Después de haber sido el gran animador del 'mercato' en los últimos años, el City no ha realizado ningún fichaje hasta el momento, después de haber intentado, sin éxito, incorporar al propio Van Persie, al defensa del Liverpool Daniel Agger o al centrocampista italiano Daniele de Rossi.

El técnico italiano Roberto Mancini, que ya ha manifestado en repetidas ocasiones su enfado por la política de fichajes de su equipo esta pretemporada, deberá basarse en los mismos jugadores que el pasado año: el internacional inglés Joe Hart en la portería, Kompany y Lescott en el eje de la defensa, la magia del español David Silva en el centro del campo y la pólvora en la delantera de los argentinos Sergio 'Kun' Agüero y Carlos Tévez y del italiano Mario Balotelli.

El tercero en discordia será el Chelsea, sorprendente vencedor de la Liga de Campeones en la pasada temporada. Se marchó Didier Drogba a China, por lo que la referencia en ataque debería ser Fernando Torres, si el español demuestra de una vez el jugador que fue en el Liverpool.

El equipo de Roberto di Matteo también ha incorporado para el ataque a Eden Hazard, el prodigio belga que fue el mejor jugador de la liga francesa en las dos últimas temporadas, el joven brasileño Oscar (procedente del Internacional de Porto Alegre) y al alemán Marko Marin.

Por lo demás, los Blues siguen apoyándose en sus veteranos como base del éxito, como Petr Cech, Franck Lampard y John Terry, sin olvidar al español Juan Mata, el mejor del equipo el pasado año.

Al igual que en los últimos años, la falta de éxitos deportivos (no logra un título desde la temporada 2004/2005) ha provocado la marcha de la estrella del Arsenal. Si antes fueron Thierry Henry, Cesc Fàbregas o Samir Nasri, el último en abandonar a Arsene Wenger ha sido Van Persie.

Habrá que ver como se reinventa, un año más, el técnico francés, que este año ha fichado al centrocampista español Santi Cazorla, al delantero francés Olivier Giroud y al punta alemán Lukas Podolski.

Tampoco se descarta que los 20 millones de libras ingresados por la venta de Van Persie se destinen al fichaje de Fernando Llorente.

Pero no siquiera con estos fichajes, el Arsenal parece estar en disposición de conseguir grandes objetivos.

En parecido caso están, aunque un poco por detrás, otros históricos como el Tottenham o el Liverpool. A falta de grandes nombres en el campo, ambos tienen en el banquillo su principal novedad: Andre Vilas-Boas en el de los Spurs y Brendan Rodgers en de los Reds.

En una temporada normal, estos dos equipos deberían luchar, junto al Everton y al Newcastle por meterse en puestos europeos, pero nada más. Y menos aún si el Tottenham acaba vendiendo al Real Madrid a su estrella croata Luka Modric.

El resto de equipos (Fulham, West Brom, Norwich, Sunderland, Stoke City, Aston Villa, QPR, Reading, Southampton y West Ham) tratará de no pasar apuros, incluidos otros dos clubes que tendrán un claro acento español: Wigan y Swansea.

Aunque al finalizar la pasada temporada parecía que su destino podía ser el Liverpool, el español Roberto Martínez seguirá al frente del Wigan sin otro objetivo que mantenerse en la élite del futbol inglés.

Para ello contará con cinco jugadores españoles (Albert Crusat, Jordi Gómez, Iván Ramis, Adrián López y Román Golobart), un paraguayo (Antolín Alcaraz), un chileno (Jean Beausejour), un hondureño (Maynor Figueroa) y los delanteros argentinos Franco di Santo y Mauro Boselli, que tendrán la difícil misión de sustituir al goleador colombiano Hugo Rodallega, traspasado al Fulham.

Al Swansea lo entrenará otro viejo conocido de la afición española, el danés Michael Laudrup, que también contará con un grupo de españoles (Chico, Michu, Orlandi y Àngel Rangel) o de conocidos en la Liga (como el holandés Jonathan de Guzmán o el argentino Federico Bessone) para mantenerse en la Premier League.

La Premier League, considerado por muchos como el campeonato mas potente y atractivo del mundo, echa a andar este próximo fin de semana y lo hará marcado por el traspaso de Robin van Persie del Arsenal al Manchester United, que pretende así destronar a su gran rival, el City.

La Premier League, considerado por muchos como el campeonato mas potente y atractivo del mundo, echa a andar este próximo fin de semana y lo hará marcado por el traspaso de Robin van Persie del Arsenal al Manchester United, que pretende así destronar a su gran rival, el City.

El tercero en discordia será el Chelsea, sorprendente vencedor de la Liga de Campeones en la pasada temporada. Se marchó Didier Drogba a China, por lo que la referencia en ataque debería ser Fernando Torres, si el español demuestra de una vez el jugador que fue en el Liverpool.

Habrá que ver como se reinventa, un año más, el técnico francés, que este año ha fichado al centrocampista español Santi Cazorla, al delantero francés Olivier Giroud y al punta alemán Lukas Podolski.

Cargando...

YAHOO DEPORTES EN FACEBOOK