El gran festejo de Roberto Nurse

El Universal

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 22 (EL UNIVERASAL).- Roberto Nurse no está a disgusto con la vida, a sus 36 años de edad, el goleador histórico del Ascenso MX, agradece cada minuto que pasa en el campo de entrenamiento, en el campo de juego, en el vestidor, en un día de partido oficial. "Siempre he dicho que es una bendición ser futbolista", confiesa el futbolista del Mineros de Zacatecas.

Nurse lo demostró la semana anterior cuando aún había futbol activo en México, en la celebración del gol que abrió el camino al triunfo de los Mineros de Zacatecas contra el Atlante en juego de la Fecha 7, cuando se fue a abrazar con un aficionado discapacitado, un auténtico seguidor del equipo de Grupo Pachuca: "es Jorge, y siempre está con nosotros, siempre está apoyándonos, haga calor, haga frío, llueva, relampague, siempre está ahí con su silla de ruedas echándonos porras y cuando cayó ese gol me nació ir a abrazarlo, decirle que el gol era suyo, y agradecerle por todos los juegos que ha estado con nosotros".

Una forma de demostrar por qué el futbol va más allá de ser un simple deporte, para muchos es un pasión que los hace superarse, ir mucho más allá de sus capacidades físicas y sacar el lado bueno del futbolista, no sólo el del glamour y la fama.



Qué leer a continuación