Del Ferrari de Vidal al Audi de Alexis

El 2015, Arturo protagonizó un accidente en la carrerera que terminó con varias medidas impuestas por la justicia chilena. ¿Cómo terminará la novela de Sánchez?

En plena Copa América 2015, que terminó siendo conquistada por Chile, Arturo Vidal chocó con su Ferrari cuando regresaba a Santiago desde el casino Monticello. La Justicia dictó que el Rey debía dar una charla motivacional a menores en riesgo social, se le reformalizó por insultar a Carabineros y pagó tres millones de pesos equivalentes a zapatos de fútbol. Fue, sin duda, una noche negra -vaticinada por Jorge Sampaoli-. De todas maneras, el formado en Colo Colo logró acomodar todo, pidió disculpas y se levantó más fuerte que nunca. De hecho, tras dejar Chile firmó por Bayern Münich y a la fecha es una de las máximas figuras.

Este sábado, Alexis Sánchez se sumó al grupo de futbolistas que tuvieron problemas con sus autos. Eso sí, lo salva el hecho de que su exceso de velocidad no terminó en algún accidente que tuviera que lamentar algún episodio negativo. Según informó Radio Cooperativa, Alexis se iba en un Audi del año 2016. Parece no importar la marca: correr es un riesgo que siguen tomando los bicampeones.