Fernando Rapallini, protagonista: a los manotazos en Boca-Lanús y el descuido en la contundencia de Pepe "Hand"

LA NACION
·2  min de lectura

Una jornada intensa. La vuelta del fútbol doméstico tuvo todos los condimentos. Y en el choque entre Boca y Lanús, en la casa del granate, la presencia de Fernado Rapallini no pasó para nada inadvertida. Más allá la victoria del conjunto xeneize por 2-1, lo del árbitro resultó significativa, porque una intervención suya para evitar una pelea terminó con un manotazo del juez sobre un jugador de Lanús y en el gol del conjunto local, no advirtió una mano de José Sand que terminó por rebautizar al experimentado delantero.

Viejitos piolas e ídolos: Carlos Tevez le ganó el duelo a José Sand, como Boca a Lanús

La primera acción que puso bajo los flashes a Rapallini fue el tanto de Lanús, ya que el árbitro no pudo advertir que Sand le dio con los puños a la pelota cuando estaba forcejeando con el defensor de Boca, Carlos Zambrano, y desató la burla en las redes sociales. En especial, el delantero de Lanús se volvió tendencia en Twitter, ya que los usuarios jugaron el apellido del atacante de 40 años y lo definieron como José Pepe "Hand".

Un rato más tarde el árbitro del partido quedó en el centro de la escena otra vez, aunque en esta oportunidad por una situación más curiosa. En el comienzo del segundo tiempos, con el partido empatado 1-1, Wanchope Ábila intentó cubrir la pelota y Tomás Belmonte, de Lanús, en el intento por querer quitársela, forcejó con el delantero de Boca. Los dos se desafiaron con la mirada, se pusieron cara a cara y cuando Rapallini advirtió que la situación podía ponerse más tensa, fue rápido a intervenir.

Lo llamativo es que la vehemencia que usó el árbitro para separarlos fue lo que derivó en las burlas, porque terminó por darle un manotazo en la cara al jugador de Lanús, que cayó al piso, se sorprendió por la acción y le terminó reclamando a Rapallini por semejante golpe. Incluso, en las redes sociales reclamaron una tarjeta roja pero... para el árbitro del partido.