Fernando Costa asume como nuevo presidente de un fútbol boliviano en crisis

Agencia EFE
·2  min de lectura

La Paz, 14 nov (EFE).- El dirigente Fernando Costa fue nombrado este sábado como nuevo presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) durante un congreso celebrado en La Paz y que se traza la meta de rescatar al fútbol del país de la crisis que atraviesa.

Costa, que hasta hace poco fue el presidente del Always Ready de El Alto, fue presentado como el "flamante presidente de la Federación Boliviana de Fútbol", según una publicación en redes sociales del organismo boliviano.

El nombramiento se produjo a las 3:30 hora local (7:30 GMT) en el 50 Congreso Ordinario que logró instalarse el viernes por la noche en un hotel de La Paz, a pesar de los múltiples incidentes como notificaciones y órdenes de aprehensión en contra del saliente presidente interino, Marcos Rodríguez.

"Los presentes en este congreso buscan el desarrollo y crecimiento de nuestro fútbol", dijo Rodríguez al inicio del encuentro en el que se honró con un minuto de silencio la memoria del expresidente de la entidad César Salinas, fallecido en julio pasado por la covid-19.

El plenario que eligió a Costa estuvo conformado por los representantes de ocho clubes de la División Profesional y en ausencia de los otros seis, marcadamente opositores a la presidencia interina.

También estuvieron los representantes de las asociaciones departamentales y de la División de Aficionados.

Costa asumió el cargo con la misión de completar el mandato de Salinas que debía durar hasta 2022.

Entre las primeras determinaciones a la cabeza del nuevo dirigente están la eliminación de descensos para esta gestión, cuyo campeonato de primera división no se reanuda, la ampliación de catorce a dieciséis equipos en la categoría máxima del país y la aprobación de los estados financieros.

También se dispuso la expulsión del dirigente Robert Blanco, quien buscaba ser reconocido como presidente interino de la FBF y que contaba, al igual que Rodríguez, con una sentencia de la justicia del país que lo confirmaba en el cargo.

Las pugnas entre dirigentes hicieron, por ejemplo, que el congreso que eligió a Costa corra peligro ya que se llegó a extremos en los que se emitió una orden de aprehensión contra el expresidente interino Rodríguez, arrestado el pasado jueves en pleno partido que Bolivia perdió ante Ecuador 2-3 por cargos de supuestos malos manejos financieros y sobreprecios en algunos proyectos.

La crisis institucional que ha vivido el fútbol de Bolivia durante estos meses ha sido uno de los factores que se cree ha incidido en los malos resultados de la selección del país.

Principalmente por no haberse restituido la competición local, paralizada desde marzo, y que hace posible que los jugadores convocados, cuya mayoría juega en el torneo local, tengan ritmo de competencia.

(c) Agencia EFE