Fernando Alonso: el insólito abandono en el GP de Bahréin por culpa del envoltorio de un sándwich

·2  min de lectura
En su regreso a la Fórmula 1, Alonso no pudo terminar su primera carrera por culpa del envoltorio de un sándwich
DAN ISTITENE

El debut de Fernando Alonso en su regreso a la Fórmula 1 no pudo haber sido más accidentado. El bicampeón mundial en 2005 y 2006 debio abandonar por un detalle verdaderamente insólito.

El piloto español de la escudería Alpine se vio obligado a dar por finalizada su actuación en el Gran Premio de Bahéin casi a mitad de carrera (en la vuelta 31 de las 7 que componen el circuito en suelo qatarí.

La historia detrás del cartel: Carlos Reutemann, 40 años del magnífico desobediente

“Tras la primera parada tuvimos un problema que nos obligó a reducir el rendimiento del coche”, resumió Marcin Budkowski, director técnico de la escudería sin entrar en mucho detalle frente a algo que fue muy evidente a partir de la vuelta 20, cuando Alonso comenzó a perder posiciones. Según las versiones más fuertes, todo habría sido producto de un problema en la batería, que derivó en las fallas de la parte eléctrica del auto.

Pero lo que terminó hipotecando la suerte del asturiano fue algo insólito. El envoltorio de un sándwich se metió en la tobera de aireación del freno trasero. Eso provocó un problema de seguridad grave originando el sobrecalentamiento del sistema, lo que dejó a Alonso expuesto en cada frenada, con el consecuente riesgo para la integridad del piloto y del auto.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Después de la segunda parada, (vuelta 26) ese envoltorio de plástico quedó atascado en los conductos de freno traseros, provocando altas temperaturas y dañando el sistema de frenado, explicó el portavoz de Apine. Y agregó: “Decidimos retirarnos por motivos de seguridad. Fue una pena, teniendo en cuenta lo sólido que se estaba mostrando Fernando hasta ese momento”.

Fórmula 1: Lewis Hamilton se impuso en un final vibrante en el Gran Premio de Bahrein

Los datos confirman la muy buena carrera que estaba realizando el español hasta que empezaron los problemas. Incluso, la primera parte (antes de la primera parada de la vuelta 12) su trabajo había sido perfecto. Incluso sobrepasó a Carlos Sainz y más tarde estuvo a punto de superar al McLaren de Daniele Ricciardo. En esa fase el MCL35M del australiano ni siquiera se despegaba del todo del español.

La revancha de Alonso y de su equipo será en unas semanas, cuando el 18 de abril se dispute la segunda carrera del año en el tradicional circuito de Imola, Italia.