Feliciano López ataca a los que protestan por Pablo Hasél y le cae la hemeroteca encima

Borja González
·3  min de lectura
Feliciano López en un evento; una persona huye tras robar en una tienda saqueada en Barcelona. (Fuentes: Angela Weiss/AFP vía Getty Images; AP Foto/Joan Mateu)
Feliciano López en un evento; una persona huye tras robar en una tienda saqueada en Barcelona. (Fuentes: Angela Weiss/AFP vía Getty Images; AP Foto/Joan Mateu)

El tenista español Feliciano López se ha convertido durante la pandemia de coronavirus en una de las figuras públicas que más ha criticado al Gobierno. Sin embargo, esta última semana ha aparcado esa postura para convertirse en el azote de los que protestan a raíz de la sentencia a Pablo Hasél.

El pasado 17 de febrero, tras la primera noche de protestas tuiteaba "se desata la Hazelmanía en España", acompañado de un puño, señal de resistencia.

Cuando se produjeron los primeros destrozos en ciudades como Madrid y, especialmente, Barcelona, Feliciano se posicionó del lado de la Policía. Y volvió a dejar un puño en señal de resistencia.

Sin embargo, este sábado se metió en terreno pantanoso y llegó a enzarzarse con varias personas en Twitter que replicaron su publicación al señalar a la manifestación a favor de Hasél en Madrid.

El tenista, refiriéndose a los protestantes concentrados en Callao, en el centro de Madrid, lanzo un ataque aludiendo al "distanciamiento social" allí inexistente cuando estamos en plena pandemia de coronavirus.

Aquí es cuando la hemeroteca se le ha vuelto en contra. Muchos han reaccionado al tuit recordándole cuando, también en pandemia, alentaba a los 'cayetanos' a manifestarse contra el Gobierno -con el estado de alarma vigente-, sin denunciar la falta de distanciamiento social en dichas concentraciones, así que como varias de Vox que apoyó.

A su vez, le recordaron su silencio tras el concierto polémico de Raphael en el Wizink Center, algo que a Feliciano sí que le sentó mal y no pudo evitar responder, aunque su respuesta estuviese lejos de lo que él denunciaba en su primer tuit.

Otros le recordaron lo poco que se atiende al distanciamiento social en calles de los barrios más acomodados de Madrid, como la calle Ponzano, donde prácticamente a diario se pueden ver aglomeraciones alrededor de los bares.

Al final, cada uno sólo tenemos ojos para ver lo que nos hace más felices.

VÍDEO | Amnistía Internacional expresa su indignación por la detención de Pablo Hasél

Más historias que te pueden interesar: