Federico Girotti, su gol soñado y el mensaje de su pareja, Pilar Batalla

LA NACION
·1  min de lectura

Federico Girotti, delantero de River, de 21 años, tuvo su bautismo superclásicoen una noche que difícilmente olvidará, con gol incluido y un mensaje de su pareja, Pilar Batalla, hermana de Augusto, otro hijo de la casa.

Girotti, hasta último momento, tuvo chances de ser titular el sábado a la noche frente a Boca por la Copa Diego Armando Maradona. Sin embargo, Marcelo Gallardo se inclinó por Lucas Beltrán.

A los 22 minutos del segundo tiempo, Girotti ingresó en lugar de su también juvenil compañero, para seis minutos después de iniciado su debut en el clásico de clásicos, sellar su nombre para siempre en la historia del duelo más importante del fútbol argentino.

Girotti cabeceó un centro dentro del área, arrodillado, mientras el peruano Carlos Zambrano lo sujetaba de la camiseta. Esteban Andrada no llegó a reaccionar y el oriundo de Acassuso, provincia de Buenos Aires, puso el transitorio 1 a 1.

Lo gritó sin inhibiciones y puso sus dedos índices en sus cienes, gesto similar al de Lisandro López de Racing. Fue su segundo tanto en Primera División y un primer paso para comenzar a ocupar uno de los lugares liberados por Ignacio Scocco o Lucas Pratto.

En enero de 2019 había debutado en el 1-3 frente a Patronato en el Monumental, también en reemplazo de Beltrán.

Ramón Wanchope Ábila, sobre los insultos de Mauro Zárate: "Tiene razón, creo"

Girotti está en pareja con Pilar Batalla, hermana de Augusto, ex arquero de River, también surgido de las divisiones inferiores del club de Núñez.

Pilar, en sus redes sociales resumió en pocas palabras el inicio del camino de Federico como futbolista profesional.

"Los sueños se cumplen para los que se esfuerzan en cumplirlos".