Federico Beligoy y el VAR en el país: cómo se utilizará y los "seis árbitros de elite mundial"

Juan Patricio Balbi Vignolo
·4  min de lectura

Hay diversas máximas del VAR que Federico Beligoy, director nacional de arbitraje, saca a relucir a la hora de hablar sobre la instrumentación de la herramienta en el país. "Mínima interferencia, máximo beneficio", es una de ellas. "Ayudar al árbitro a decidir ante errores claros y obvios", es otra. "No interferir en el desarrollo natural del juego", es la tercera, con la que quizás se define a la perfección lo que pretende la AFA.

No hay vuelta atrás. "El VAR llegó para quedarse", se repite una y otra vez en el predio de Ezeiza, donde se está construyendo el Centro de Tecnología y Desarrollo con siete cabinas VOR desde donde se realizarán los videoarbitrajes en la primera división. La hoja de ruta marca que entre febrero y marzo de 2021 se empezará a utilizar el sistema. Y Beligoy, en diálogo exclusivo con LA NACION, confirma que la idea es expansiva: se empezará a utilizar inicialmente en la Liga Profesional de Fútbol, pero en un futuro está previsto implementarlo en la segunda división.

"El objetivo del VAR es ayudar al árbitro a tomar una decisión, ante errores claros y obvios. El VAR no busca 100% de precisión, ya que no hay deseo de interferir en el desarrollo natural del juego. El árbitro tiene que olvidar que hay VAR antes de tomar una decisión, pero recordar que hay VAR luego de tomar una decisión. La idea sigue siendo que el partido lo dirija el árbitro, que no se detenga el juego en cualquier situación", cuenta el exárbitro.

-¿Cómo podrías definir el proyecto del VAR en la Argentina?

-Es uno de los proyectos más grandes de los últimos años del fútbol argentino y el cambio más radical y más profundo de las reglas del juego y del juego en sí. Es un proyecto inmenso y vanguardista, de profundo rigor y compromiso con las reglas del juego, que está multiplicado en jugadores, ayudantes, operadores, árbitros, cámaras. genera mucho entusiasmo, respeto, compromiso y responsabilidad. Estamos por el buen camino y sabemos que lo fundamental es la capacitación de los árbitros.

-¿Creés que el VAR va a ser un salto de calidad en el fútbol nacional?

-Estamos convencidos de que bien utilizada la herramienta es super valiosa, está más que demostrado. Mal utilizada, no. Por eso apostamos a la capacitación, ese es el pilar fundamental. Esto es un proyecto institucional, no es solo de los árbitros, es de toda la Federación. Tiene que ser beneficioso para la transparencia del juego y creemos que el VAR está para ayudar, pero es el árbitro el que tiene que tomar las decisiones. Preferimos soportar una diferencia de criterio antes de que el VAR se meta constantemente y desvirtúe el juego y su dinámica. Que se use para errores claros y manifiestos.

-¿Se va a utilizar solo en primera división o la idea es extenderlo?

-Vamos a arrancar en la Liga Profesional, es el primer paso. No por una cuestión de que solo queremos abordar ese torneo, sino que son pasos que se dan estructuralmente en todo el mundo. Después, si el presidente Tapia lo quiere y lo desea, que ya me ha comentado algo cuando comenzó el proyecto, también se utilizará en la segunda división.

-¿El país va a poder estar a la altura de las mejores ligas del mundo con su uso?

-Sí, no me cabe ninguna duda. Tenemos material y recursos humanos que ha demostrado que responde con creces en su desarrollo y su trabajo. Vamos a estar a la vanguardia de los árbitros VAR en todo el mundo.

-Se han visto diversos problemas, demoras y cuestionamientos en las competencias sudamericanas. ¿Cómo analizás la aplicación del VAR en el continente?

-Considero que es un proceso de adaptación y aprendizaje. Seguramente nosotros también vamos a entrar en algún ida y vuelta o algún error. En Sudamérica recién comienza esto: en Chile hace 15 partidos, en Paraguay hace 10, en Brasil hace un año y en el estadual, en Colombia recién comenzó. El VAR está en estado de gestación en Sudamérica y seguramente faltan torneos por delante para desembarcar con fuerza y aplicarlo como corresponde.

-En Europa ya está instalado y su uso es mucho más efectivo. ¿Por qué creés que en el país se genera tanto debate sobre su uso?

-Porque el continente europeo ya lleva tres años y hay un proceso educativo, una capacitación y adaptación al juego con VAR totalmente distinta que a solo tener algunos partidos en los torneos continentales. Necesitamos tiempo para que la gente crea en el VAR y está para solucionar errores claros y obvios.

-¿Cómo ves el nivel del arbitraje argentino actual?

-Hoy en el fútbol argentino hay mínimo 6 árbitros de elite mundial. Antes no sucedía eso. Tenías a Castrilli, Baldassi, Lamolina, Elizondo. había uno y era el que dirigía todos los clásicos y los partidos importantes. Hoy tenemos reconocidos mundialmente y a nivel local y regional a Vigliano, Pitana, Loustau, Rapallini, Herrera, Telllo. son 6 o 7 árbitros de nivel mundial y otros más con proyección mundialista. Es un gran momento del cuerpo arbitral en primera división.