La federación croata no obligará a la selección a poner las rodillas sobre el césped porque entiende que “no simboliza la lucha antirracista” en su país

·1  min de lectura
El entrenador de Croacia, Zlatko Dalic, habla con sus jugadores durante un entrenamiento en el estadio NK Rovinj, antes de la disputar la Eurocopa.
DAMIR SENCAR

La Federación Croata de Fútbol no obligará a los jugadores a poner la rodilla en tierra antes de los partidos de la Eurocopa, pues considera que ese gesto de apoyo al movimiento Black Lives Matter no simboliza la lucha antirracista en el país balcánico. Croacia debutará este domingo en Londres contra Inglaterra, cuyos futbolistas han decidido arrodillarse, en una posición criticada por algunos políticos y un sector del público inglés, según cita la agencia AFP.

“La HNS respeta la opinión de los jugadores de la selección nacional y no impondrá la obligación de arrodillarse, que en la cultura y la tradición croatas no simboliza la lucha contra el racismo o la discriminación”, dijo este jueves la federación croata en un comunicado. “Cada jugador tiene derecho a su propia opinión en estos temas y derecho a elegir su forma de actuar”, añadió la entidad.

Nicolás Orsini será jugador de Boca: los sorprendentes datos que lo equiparan con el cuestionado Franco Soldano

Los futbolistas de la Premier League ponen una rodilla sobre el césped antes de los partidos desde que el afroestadounidense George Floyd fue asesinado por un policía blanco en Minneapolis el año pasado. Este domingo los ingleses se enfrentarán con los subcampeones del mundo en la zona D de la etapa de grupos de la Eurocopa. En uno de sus últimos amistosos, la selección inglesa se arrodilló en el campo antes del pitazo inicial y una porción de su propio público abucheó la acción. Hay quienes entienden que abarca un posicionamiento político más allá de la proclama antirracista.

Scottie Pippen contra Michael Jordan: la contraofensiva a The last dance en un libro polémico

Por su parte, antes de un amistoso jugado el fin de semana pasado con el seleccionado de Bélgica, que sí hizo el gesto, los croatas permanecieron de pie, pero “respetaron en silencio” la decisión de sus rivales, según el comunicado.