¿Tanto favorecen a Boca?

Después de la polémica el fin de semana en el partido de San Lorenzo, el Xeneize quedó en el medio de una acusación sin sentido.

Germán Delfino cobra un penal bajo la nueva reglamentación y luego convalida un gol en offside. Todo pasa en los últimos minutos del partido entre Tigre y San Lorenzo. El Matador se queda con los tres puntos en Victoria y los hinchas del Ciclón, que ven como su equipo queda lejos de la punta y que encima lo hacen por intermedio de dos goles con polémica en el final, explotan. Y explotan contra Boca.

Se la agarran con el Xeneize porque a la nueva AFA la conducen Chiqui Tapia, hincha, y Daniel Angelici, presidente. Se la agarran porque en la repartija de puestos, los dirigentes del Ciclón quedaron afuera. Y se la agarran porque es más fácil poner las culpas afuera -en este caso, en los directivos que desembarcaron en Viamonte hace una semana-, que adentro.

"Siempre nos critican, como si estuviésemos punteros por arte de magia. Yo acepto todo, pero dennos una", explotaba hace algunos días Juan Manuel Insaurralde. ¿A qué se refería el Chaco? A que el equipo de Guillermo Barros Schelotto está en lo más alto de la tabla por motivos muchos más sustanciales que algunos supuestos fallos arbitrales en otros partidos.

Dos ejemplos que clarifican esta situación: Boca es uno de los únicos dos equipos al que no le cobraron ni un penal en lo que va de la temporada (el otro es Arsenal) y solamente le sancionaron 223 tiros libres, lo cual lo ubica como el décimo equipo al que, supuestamente, menos faltas le cometieron.

Incluso, Boca se ve, cuanto menos, movilizado por los distintos criterios a la hora de dirigir. San Lorenzo le ganó a Sarmiento con un penal tras una clara mano y lo persigue de cerca. Una mano muy similar a la que Komar cometió en La Bombonera, con Talleres.

Contrastando esto con otros datos estadísticos, suena, al menos, raro. que el equipo que más veces toca la pelota en el área rival (417), y que al mismo tiempo es el tercero que más veces remata dentro de esa misma zona (135), tenga tan pocos fallos a favor. Ello sin contar que tiene jugadores como Centurión y Pavón, a quienes le suelen pegar bastante en cada encuentro. Y para aquellos que lo olvidaron, el Mellizo se quedó sin Carlos Tevez por tres fechas por un insulto al mismo árbitro al que ahora acusan de favorecerlo.

El Xeneize está puntero porque es el equipo que más partidos ganó en total, y tanto de local como de visitante, el que más tantos convirtió y el que sacó tres triunfos consecutivos en los tres clásicos que le tocó jugar hasta ahora (San Lorenzo, Racing y River). ¿Lo benefició el/los error/es de Delfino el pasado fin de semana? Sí.  ¿Por eso tiene más chances de salir campeón? No.