El fantasma de la cruzazuleada vuelve

·1  min de lectura

Ramón Treviño

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 2 (EL UNIVERSAL).- La cruzazuleada volvió.

La Máquina podría haber cerrado la campaña rompiendo marcas. Llegar a 43 puntos, lo que nadie en un torneo de 17 Jornadas había logrado. Y ganar 14 de 17 partidos, lo que nadie en un torneo corto había conseguido.

Pero no.

Gol de último minuto, y empate a un tanto frente al Tijuana, lo que deja a los celestes sin esas marcas que tenían en las manos.

Ahora viene la parte que siempre se le dificulta a los cementeros: la Liguilla.

Aún así, Cruz Azul llegó a 41 puntos, primer lugar de la tabla, y esperará rival en los cuartos de final cuando haya concluido el repechaje. Los Xolos quedaron eliminados y su nuevo técnico, Robert Siboldi, ex de la Máquina, sólo llegó a hacer la travesura.

Juego de trámite para los cementeros, que también trataban que Jonathan Rodríguez marcara dos goles, para alcanzar a Alexis Canelo en la cima de la tabla de goleo, pero no se dio por la buena actuación del portero Jonathan Orozco y también porque cuando "El Cabecita" estaba a punto de cobrar un penalti, el VAR lo echó para atrás.

Orbelín Pineda abrió el marcador (45+2), pero como ha sido costumbre en el equipo de Juan Reynoso, con el 1-0, se echó para atrás, pero esta vez no funcionó y en el último minuto un remate de Iván López (90+3), echó para abajo todas las marcas que estaba a punto de lograr.