Famosos millonarios revelan en qué se niegan a gastar su dinero

Ser millonario, definitivamente, no es sinónimo de ser derrochador. De hecho, algunos millonarios se niegan a gastar su dinero en ciertos artículos.

CNBC ha compilado algunos de esos peculiares hábitos.

LeBron James

LeBron James, quien está lesionado, elogia a su equipo, Lakers de Los Angeles durante un partido con los Nuggets de Denver en Los Angeles, el 22 de diciembre de 2019. (AP/Michael Owen Baker)
LeBron James, quien está lesionado, elogia a su equipo, Lakers de Los Angeles durante un partido con los Nuggets de Denver en Los Angeles, el 22 de diciembre de 2019. (AP/Michael Owen Baker)

El ya legendario atleta de la NBA tiene una pasión: su colección de autos. A pesar de ser multimillonario -y el jugador mejor pagado de la liga-, James apaga el roaming de datos en su teléfono para evitar cargos adicionales, se niega a comprar aplicaciones móviles y usa la versión gratuita de Pandora con comerciales.

James fue muy pobre en su infancia en Akron, Ohio. Y aún así, recibió algunas lecciones financieras que sigue aplicando ahora: “Mis tíos siempre me enseñaron cómo tener una cuenta de ahorros", dijo en una conversación en UNINTERRUPTED, la plataforma digital que él y Maverick Carter lanzaron en 2014. "Me daban un dólar y ellos me decían, 'Escucha, sobrino, ve a gastar 35 centavos y quédate con los otros 65.' O, si me daban dos dólares, dirían: 'Sigue y gasta un dólar, pero esconde el otro dólar".

Jay Leno

Jay Leno, en el The Petersen Automotive Museum en Los Angeles, California, en octubre de 2018. Faye Sadou/MediaPunch /IPX/AP
Jay Leno, en el The Petersen Automotive Museum en Los Angeles, California, en octubre de 2018. Faye Sadou/MediaPunch /IPX/AP

El ex presentador de "Tonight Show", Jay Leno, es conocido por su hobby de comprar y recoger autos, pero detesta ir a las tiendas.

 "Simplemente no estoy interesado en la ropa", aseguró a CNBC. “Para mí, parece una completa pérdida de dinero. Solo quiero tener suficiente ropa para cubrir legalmente qué partes tengo que cubrir ".

Leno atribuye a sus padres, quienes vivieron durante la Depresión de 1929, su filosofía financiera conservadora.

"Simplemente me asustaron, diciendo: '¡Debes ahorrar cada centavo!' Y me alegro de que lo hicieron".

De hecho, Leno aún no ha gastado un centavo de su salario por "Tonight Show".

Graham Stephan

Graham Stephan, que gana hasta $ 220,000 al mes gracias a Youtube, se niega a comprar café en la calle. "Creo que el precio del café en Starbucks y Coffee Bean y en muchos de esos lugares es absolutamente ridículo, así que lo hago en casa por 20 centavos", le confesó a CNBC Make It.

Él compra su café en Smart & Final, donde puede obtener una bolsa grande por "la mitad del precio" de otras tiendas de comestibles, dice.

Y tampoco gasta mucho dinero en ropa: "La ropa de diseñador es una de esas cosas en las que nunca gastaré dinero. Simplemente no veo el punto de gastar $ 700 en zapatos Gucci cuando podrías ir a Aldo o H&M y obtener zapatos muy similares por una centésima parte del precio".

Barbara Corcoran

Barbara Corcoran en el festival Tribeca de Nueva York en 2018/AP
Barbara Corcoran en el festival Tribeca de Nueva York en 2018/AP

La estrella de "Shark Tank" Barbara Corcoran solo viaja en clase económica: "Nunca gastaré dinero en una clase ejecutiva o un boleto de primera clase. Olvídalo. Siempre estoy en el entrenador. Simplemente no podía entender justificar eso".

Corcoran, quien hizo su fortuna en bienes raíces, no aborda un vuelo sin una comida gourmet preempacada. Lleva fruta fresca, un queso exquisito, una baguette o un croissant y "siempre una botella pequeña de vino", dice, "que, por supuesto, no se puede pasar a través de la seguridad, pero se puede conseguir en en el aeropuerto".

También empaca una servilleta colorida y de gran tamaño que sirve como mantel y sus propios utensilios. "Cuando me siento allí y abro mi pequeña comida gourmet, te digo que es mucho mejor que cualquiera en clase de negocios o en primera clase", asegura.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Qué leer a continuación