Familia critica decisión de retirar pena de muerte en caso de niño latino

·3  min de lectura

Los Ángeles, 7 may (EFE New).- Los familiares de Anthony Ávalos, el menor de 10 años torturado y asesinado por su madre y el novio de ésta, criticaron este viernes la decisión de la Fiscalía de Los Ángeles de retirar el pedido que hicieron de imponer la pena capital para ambos, según medios locales.

"Ellos merecen eso (la condena a muerte) y mucho más", dijo María Barron, tía del menor, a la televisora local KTLA.

La crítica se de da tras la decisión del jueves de la Fiscalía de Distrito del Condado de Los Ángeles, dirigida por George Gascón, de abandonar el pedido que habían hecho para que se aplique la máxima sentencia contra los dos acusados.

En octubre de 2018, Heather Barrón, de 31 años, y su compañero sentimental Kareem Leiva, de 35, fueron acusados por un Gran Jurado de tortura y asesinato por la muerte del menor, y además se les acusó por abusos de otros dos menores, el niño Rafael y la niña Destiny.

Anthony Ávalos fue encontrado inconsciente en el apartamento de la pareja, ubicado en Lancaster, al noroeste de Los Ángeles, el 20 de junio de 2018 y falleció en el hospital a la mañana siguiente.

La madre del menor había llamado al teléfono de emergencia 911 para reportar que Anthony había sufrido una caída, pero las autoridades decidieron investigar tras encontrar algunas señales de posible abuso.

El resultado de la investigación determinó que el niño sufrió al menos cinco días seguidos de torturas y abusos antes de morir.

Según los documentos presentados ante la corte, Anthony fue golpeado contra el suelo de la vivienda y azotado con un cable y una correa, se le prohibió usar el baño durante largos periodos y se le colocó salsa picante en la boca, entre otras torturas.

En agosto de 2019, la Fiscalía de Los Ángeles, dirigida entonces por Jackie Lacey, anunció que pediría la pena de muerte en este caso.

Sin embargo, la llegada de George Gascón a la procuraduría cambió la dirección en cuanto a la aplicación de las penas.

Desde su campaña Gascón, el primer latino en dirigir esta oficina, dijo que no estaba de acuerdo con la pena capital argumentando que "una sentencia de muerte nunca es una resolución adecuada en ningún caso".

Barron, la tía del menor, expresó hoy su malestar y anunció que mañana, en el que sería el cumpleaños número 13 de Anthony, se realizará una manifestación en contra de la decisión del fiscal.

El fiscal adjunto de Los Ángeles, Jonathan Hatami, manifestó también su oposición a la decisión de Gascón.

"Esto no se basa en nueva evidencia. Esto no se basa en una nueva mitigación o una nueva ley. Respaldo la decisión del comité de circunstancias especiales que anuncié al tribunal oficialmente hace dos años", dijo Hatami, en alusión al pedido de agosto de 2019 para que se aplique la pena de muerte a los dos sospechosos.

Bajo el mandato de Lacey, la Fiscalía de Los Ángeles logró condenar a muerte a Isauro Aguirre, acusado de la muerte y tortura de Gabriel Fernández, de 8 años, en mayo de 2013 en un área cercana a dónde vivía Ávalos.

La madre de Fernandez, Pearl Sinthia Fernández, fue condenada a cadena perpetua por la muerte del niño, pero el pasado abril pidió una nueva audiencia para revaluar su sentencia.

La petición de nueva sentencia está basada en los cambios recientes a la ley estatal de California sobre cargos de homicidio en primero y segundo grado.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.