“Falcioni era el brazo armado de Angelici”: la fuerte acusación de Sebastián Vignolo

·1  min de lectura
"Brazo armado": la fuerte acusación de Sebastián Vignolo a Julio Falcioni sobre su época de Boca
"Brazo armado": la fuerte acusación de Sebastián Vignolo a Julio Falcioni sobre su época de Boca

El conductor de “ESPN F90″, Sebastián Vignolo, recordó la época del entrenador Julio César Falcioni en Boca Juniors y comparó su rol con el de Miguel Ángel Russo.

“Falcioni era el brazo armado de (Daniel) Angelici. No era un entrenador. Es el entrenador que contrató en su momento Angelici para tratar la ‘situación Riquelme’”, evocó Vignolo.

La dura sentencia de Sebastián Vignolo sobre el presente de Boca

En ese sentido, el conductor diferenció lo que sucede en la actualidad con Russo: “Por ahí, no actúa como el brazo armado del consejo. Russo es un entrenador. Algunas situaciones las permitió, y por ahí se pudo haber puesto más firme. Está en un lugar donde no se quiere ir nunca, muchas cosas las negocia”.

¿Falcioni será el DT de Boca en 2013?
¿Falcioni será el DT de Boca en 2013?


Falcioni y Angelici, una sociedad a la que Vignolo le puso el ojo

Por otra parte, Vignolo definió a Carlos Tevez como “un opositor que juega de 10″: “Hay que preguntarse si (Juan Román) Riquelme y Tevez conviviendo le hacen bien a Boca. Puertas afuera, va a ser la estrella. Puertas adentro, es problema”, agregó.

Carlos “Cai” Aimar fue lapidario al hablar del futuro de Miguel Ángel Russo en Boca

“Si lo ven a Tevez como un opositor que juega de 10, y Tevez actúa como un opositor que juega de 10, no hay forma. Ni que venga (Louis) Van Gaal, ni que agarre (Marcelo) Bielsa”, consideró Vignolo.

Carlos Tevez, Miguel Russo y Roman Riquelme
Carlos Tevez, Miguel Russo y Roman Riquelme


Carlos Tevez, Miguel Russo y Roman Riquelme

Para cerrar, Sebastián Vignolo sentenció que la sociedad entre Riquelme y Tevez se debe “romper”: “Aunque suene durísimo, es lo mejor que le pueda pasar a Boca. Sino, el club va a quedar preso de esa relación”, concluyó.