Facundo Campazzo sumó minutos en Denver Nuggets: el látigo de la NBA y el saludo del "pianista"

LA NACION
·4  min de lectura

Cuando pudieron darle rodaje no dudaron. No el que le hubiera gustado, pero ya no fueron "minutos basura" de la NBA. Facundo Campazzo, ante Sacramento Kings, no fue una pieza de relleno y tuvo una participación importante dentro de la rotación de Denver Nuggets. Fue una derrota por 125-115, pero en los 12 minutos que estuvo en el cancha tuvo tiempo para sacar "el látigo" y antes del juego estrenó su saludo "pianista" para quedarse con las risas y la atención de las redes sociales.

Denver Nuggets: lo que Facundo Campazzo dejó atrás por 17 segundos en la NBA

El golpe que sufrió Jamal Murray en el encuentro frente a Houston Rockets lo dejó sin acción en los Nuggets y con una molestia en el codo derecho, una de las estrellas de Denver no entró en el roster ante los Kings. Esta particularidad le ofreció a Campazzo tener más minutos, ya que Monte Morris fue el base titular y el cordobés tuvo chances de ser parte de la segunda unidad.

En 12 minutos y 10 segundos, Campazzo anotó un punto (1-2 en libres; 0-3 en tiros de campo, todos triples), ofreció cinco asistencias, robó dos pelotas y tomó un rebote defensivo. Pero lo más importante de cara al futuro del base argentino es que, a diferencia de los tres partidos anteriores, el cordobés tuvo participación en todos los cuartos y pudo desempeñarse en su posición natural.

Si bien mostró algunos desajuste en algún pasaje del segundo cuarto con un pase flotado para el alemán Hartenstein, con destino de alley oop y en la jugada siguiente penetró hacia el aro e intentó abrir el juego otra vez para el pivote europeo, pero no pudo cerrar la jugada, en la acción siguiente le cacheteó la pelota Harrison Barnes, Hartenstein controló la posesión e intentó devolvérsela al argentino, pero su pase fue interceptado por el novato Tyrese Haliburton. Sin embargo, ahí apareció Campazzo para volver a recuperar el balón y sacar un latigazo que dejó solo frente al aro a Barton para un doble.

El entrenador Mike Malone lo utilizó en los últimos 2 minutos del tercer cuarto: asistió para un triple de Michael Porter Jr, que le dio a Denver una luz de 10 puntos (99-89), después recibió una falta, fue a la línea de tiros libre y erró el primero, pero acertó el segundo intento. Campazzo participó de los 2 minutos iniciales del último cuarto y tomó su único rebote, asistió para un tiro de tres puntos a P.J. Dozier, cometió su tercera falta personal y tuvo su tercera pérdida de balón.

Fue la tercera derrota de Denver Nuggets en sus cuatro primeros partidos de la temporada: con Sacramento Kings en el debut (124-122), con Los Angeles Clippers (121-108), venció a Houston Rockets (124-11) y anoche volvieron a caer con los Kings. El próximo partido de Denver Nuggets será el viernes 1° de enero, frente a Phoenix Suns.

Antes del comienzo del partido, Campazzo nuevamente se quedó con la atención de la cuenta oficial de los Nuggets que publicaron un video en el que el cordobés participa de uno de los rituales de los jugadores de la NBA: los particulares saludos con las manos que suelen tener una infinidad de combinaciones. En este caso el argentino arrancó el festejo con su compañero Zeke Nnaji y el cordobés cerró ese saludo como si estuviese tocando el piano. Esa ocurrencia hizo explotar en risas al resto de sus compañeros.

No es la primera vez que Campazzo está en el centro de la escena de las redes sociales de la franquicia y que desata las risas de sus compañeros, ya que en la jornada de Navidad publicaron un video en el que el argentino le había enseñado a uno de sus compañeros a saludar en español para ese especial jornada, pero se confundió y terminó diciendo "Feliz cumpleaños".