Facundo Campazzo: el empujón que le dio una estrella enojada, la “volada terrestre” para recuperar la pelota y los puntos decisivos en la gran victoria de Denver Nuggets frente a Los Angeles Clippers

·4  min de lectura
Duelo de pequeños bases: Rajon Rondo anota ante Facundo Campazzo, que ganaría el duelo global; el argentino fue trascendente para el 110-104 de Denver Nuggets en Los Ángeles contra Clippers, que hizo que intercambiaran posiciones en la Conferencia del Este.
Kevork Djansezian

No es la primera vez que pasa. Facundo Campazzo ha sacado de quicio a varios adversarios en su carrera, por su marca no violenta pero sí insoportable, y a veces por sus exageraciones al recibir una falta. Esta vez, el que se tomó venganza fue Paul George, una de las estrellas de Los Angeles Clippers y también una figura de la NBA (23,7 puntos, 6,5 rebotes y 5,3 asistencias en esta temporada).

El partido entre su equipo y Denver Nuggets estaba muy parejo (57-56 para Clippers) cuando a mediados del tercer cuarto George quedó en defensa mano a mano con el argentino, mientras la pelota estaba en manos de Nikola Jokic. El tirador de Clippers, que mide 25 centímetros más que Campazzo (2,03 metros contra 1,78), frenó con el brazo derecho la trayectoria del base, que quiso zafarse de la barrera con un movimiento ampuloso y miró a uno de los referís como pidiendo que cobrara una infracción. A George no le gustó. Y cuando el cordobés, que no le cruzó la mirada, fue a buscar un pase de Jokic, el escolta le aplicó un empujón que tomó en el aire a Campazzo y lo mandó al suelo.

Con 25 centímetros de diferencia, Paul George marcó a Campazzo, que logró sacarlo de eje en una acción de roces; el cordobés fue clave en el cierre y terminó frustrando al campeón olímpico un par de horas antes de que cumpliera años.
Kevork Djansezian


Con 25 centímetros de diferencia, Paul George marcó a Campazzo, que logró sacarlo de eje en una acción de roces; el cordobés fue clave en el cierre y terminó frustrando al campeón olímpico un par de horas antes de que cumpliera años. (Kevork Djansezian/)

Y entonces sí sonó el silbato. Los jueces sancionaron “contacto innecesario” y el ex basquetbolista de Peñarol castigó el rapto de descontrol de su rival convirtiendo los dos tiros libres. George, cinco veces protagonista del Partido de las Estrellas de la NBA, siete veces incluido en el equipo ideal de una temporada, líder en robos en robos (2,2) en la 2018/2019 y campeón olímpico en Río de Janeiro 2016, se tomó una pequeña venganza con un robo a Campazzo en el desenlace del encuentro. Pero terminaría festejando el 7 de Denver, que ganó por 110 a 104 como visitante con un triple y dos simples del base en los últimos 68 segundos y le birló a Clippers el tercer puesto de la Conferencia del Oeste.

La acción entre Campazzo y George

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El cordobés le dejó una sensación nada linda a George, que terminó el partido dos horas antes del día de su cumpleaños 31. Más temprano en el encuentro, Campazzo había recibido otra agresión: un codazo claramente intencional de Reggie Jackson, pero fuera de jugada, y que no fue sancionado. Y al poco tiempo hizo una de las suyas: en un contraataque rapidísimo procuró habilitar a Michael Porter Jr., su pase fue interceptado a medias por Jackson, el balón le quedó suelto a Paul George y el argentino se lanzó en patito al piso, como un voleibolista, para recobrar la pelota. No lo consiguió, pero sí los aplausos del cuerpo técnico y los suplentes, incluida la figura Jamal Murray, lesionado base titular.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En los últimos minutos del partido, que estaba cerrado en el Staples Center, Campazzo tuvo alto protagonismo: perdió aquel balón que le quitó George a 2m20s del cierre (tanteador 101-96 para Denver), consiguió un triple para un 107-98 a 1m8s de la chicharra y acertó los dos libres que, a falta de 27,8 segundos, fueron los últimos puntos del juego, para el triunfo por 6 de diferencia. Se trató del quinto éxito consecutivo de Nuggets y el 17º en sus últimos 20 encuentros, en un momento sensacional del conjunto dirigido por Mike Malone.

Gabriel Deck ya sorprende con algunos números, pero Oklahoma City Thunder sufrió una paliza histórica en la NBA contra Indiana Pacers

Y es también una victoria importante con miras a los playoffs, porque al saltar al tercer lugar de la conferencia ahora Denver tiene por primer adversario en los cruces eliminatorios al ubicado sexto y no al quinto. Llamativamente, por los resultados de esta noche ese oponente no cambió: sigue siendo Los Angeles Lakers, que fue superado por Dallas Mavericks en la quinta posición. Pero se espera que el campeón, ya con LeBron James y Anthony Davis reaparecidos tras extensas recuperaciones de lesiones, se vuelva más fuerte y suba nuevamente en la tabla.

Las razones del mejor momento de Facundo Campazzo en la NBA, en la cancha y fuera de ella

Por lo pronto, el propio Lakers es el próximo examinador de Denver Nuggets, con el que se enfrentará este lunes, a las 23 de Buenos Aires, en el mismo estadio. Otra prueba de alta exigencia para Campazzo y compañía, como para ir terminando de calibrarse ya con la vista en los playoffs.