Facundo Campazzo en Denver: la conexión lituana, su nueva casa, el delivery y las consultas gramaticales

Diego Morini
·6  min de lectura

Perfectamente estudiado. No fue una determinación de un puñado de meses, son años de evaluación. Y en los detalles, en las raíces, puede estar la clave de todo. Y, aunque parezca extraña, una conexión lituana fue clave para el desembarco de Facundo Campazzo a Denver Nuggets. El base argentino estuvo bajo el radar de la franquicia durante más de cinco años, pero la mirada de Martynas Pocius, ex compañero del cordobés en Murcia, de España, y hoy scout internacional de los Nuggets, fue la pieza clave para tener a un argentino en la NBA.

Facundo Campazzo con LA NACION: el desafío de la NBA, el desembarco en Denver Nuggets, su contrato y la complejidad de la adaptación

Los informes sobre Campazzo se multiplicaban. Más de 100 juegos de evaluación, entre Real Madrid y la selección de la Argentina. Ninguna novedad para Mike Malone y compañía lo que le podía aportar al equipo. El polaco Rafal Juc, el cazatelantos internacional de los Nuggets, en una charla con el Denver Post, contó: "A decir verdad, Facu no era una joya escondida. Podría decirse que estuvo entre los cinco mejores jugadores europeos durante media década más o menos. Básicamente, ha estado en nuestro radar durante ese tiempo ".

Según cuentan, Juc había estado siguiendo a Campazzo desde que comenzó a trabajar para los Nuggets en 2013. No estaba solo. Otros miembros del staff estaban al tanto de Campazzo, conocido por dejar cada gramo de energía en cada posesión. La franquicia de Colorado sabía que no estaba sola en la búsqueda del argentino y que debía encontrar algún elemento más de seducción, ya que New York Knicks y Minnesota Timberwolves, eran algunos de sus competidores.

De acuerdo a lo que cuenta Mike Singer, un periodista del Denver Post, la clave fue el tiempo que Pocius (que jugó por equipos como Zalgiris, Real Madrid, Galatasaray) compartió en el final de su carrera en Murcia con Campazzo. El ex escolta lituano fue el primero que comenzó a pensar en el argentino en la NBA: "Acababa de entrar al equipo y en los dos primeros dos juegos de pretemporada ya pensé: 'Mierda, este tipo es increíble'", recordó Pocius. Y siguió: "En un a práctica hice un corte con energía hacia el aro y por un segundo le di la espalda al juego. Campazzo lanzó uno de sus pases patentados que parecen un cohete y la dejó en mis manos... Si no estaba atento me rompía la nariz", dijo Pocius.

El ex jugador lituano, de larga trayectoria en la selección de su país, se dedicó al básquet pese a que a los 13 años sufrió un accidente en el que perdió tres dedos de la mano izquierda. En una compleja operación, pudieron reimplantar dos dedos, pero perdió el mayor.

"Los ganadores vienen en diferentes formas y tamaños"

Juc, contó que vio en vivo a Campazzo en partidos de la Euroliga, en los Juegos Olímpicos, en la Copa del Mundo y que a pensar de su tamaño, el argentino tenía un nivel de seguridad sobre el juego que le permitía ganar dondequiera que vaya. "Algunos pueden decir que realmente no pasa las pruebas a primera vista, pero alguien me dijo que los ganadores vienen en diferentes formas y tamaños, y creo que no hay mejor ejemplo que Facu. Básicamente, lo que hace es ganar partidos de básquetbol", explicó el cazatalentos polaco.

Y continuó: "Obviamente, en la NBA, la talla del jugador importa. Pero lo que hace defensivamente demuestra que no es fundamental. Es cierto que cuando un rival más grande se acerca al aro pueden lanzar sobre él, pero es muy difícil superarlo porque es largo de brazos, está activo y tiene mucha energía. Al verlo jugar contra los mejores atletas del mundo en la Copa del Mundo, la Euroliga, los Juegos Olímpicos ... nunca me preocupé mucho por su tamaño y su falta de centímetros".

Existió un punto de inflexión en la determinación de los Nuggets de ir por todo para quedarse con Campazzo. Lo que hizo el cordobés en los cuartos de final de la Copa Mundial de China 2019, contra Serbia, en donde superó al pivote estrella de los Nuggets, Nikola Jokic, resolvió los interrogantes: 18 puntos, 12 asistencias y seis rebotes. "Sus highlights de ese partido podrían ser posiblemente los más destacados del mundo. Me dije: 'está bien, tenemos a un tipo que mide 5 pies 11 pulgadas (1,79 metro), pero la forma en la que piensa el juego, la forma en la que puede procesar las cosas, es básicamente la misma que Joker'. Entonces nos dijimos: 'OK, esos dos podrían hacer clic en nuestro equipo'".

Lo que vivió en el día a día Pocius junto a Campazzo fue fundamental para que Mike Malone, el entrenador de los Nuggts, se terminase de convencer: "Era un pilar en la sala de pesas, siempre en cuclillas o corriendo o estirándose para asegurar su ventaja atlética. Campazzo se comprometió con una dieta sin gluten y sin azúcar, que mantiene hoy y lo hace un mejor deportista", reveló el lituano.

Fue Pocius el que alimentó la relación con el cordobés y el que le daba detalles sobre la NBA, sobre el entrenador asistente Jordi Fernández de España y sobre la cultura ganadora que se había establecido en Denver. "Siempre tuve en mi mente que Facundo iba a venir a Denver. Uno veía algunas jugadas disparatadas y pensaba: 'Por Dios, ¿cómo hace para ver eso?' Jugué con él y siento que pertenece a este nivel. Este tipo es bueno. Puede estar en la NBA", contó el lituano.

Según cuenta el Denver Post, la forma en la que Campazzo asumió resolver el contrato con Real Madrid, por la cláusula de salida de 6 millones de euros fue un detalle no menor para la franquicia de Colorado. Aseguran en el medio estadounidense que esa situación le permitió a los Nuggets confirmar "lo firme que es" en sus determinaciones.

Pocius fue una especie de salvavidas para Campazzo desde que llegó a Colorado. Fue a buscarlo al aeropuerto y lo ayudó a instalarse en su nueva casa, a contratar el servicio de TV por cable e Internet, le enseñó a pedir comida y hasta le trazó las mejores rutas para llegar a tiempo al campo de entrenamiento de los Nuggets. En el Post, Pocius contó: "Tenía muchas preguntas sobre la dinámica del equipo, qué esperar, los árbitros, las diferentes reglas, incluso el idioma inglés. Nuestra cadena de WhatsApp está llena de preguntas gramaticales...".

Facundo Campazzo con "las manos más rápidas del Oeste" y su tradicional pase a lo "Spiderman" en el éxito de Denver Nuggets

Es una esponja Campazzo, todo escucha, analiza y ejecuta. Por eso estuvo atento a las sugerencias de Pocius, ya que el lituano le dijo que no intente querer ganarse un lugar en el quinteto titular desde su desembarco, que en su puesto los dominantes son de Jamal Murray y Monte Morris. El movimiento hizo que estos jugadores sólo tengan palabras de elogio sobre el argentino.

Y claro, así se comprende por qué Campazzo tuvo una llegada tan alentadora a los Nuggets y por qué Malone fue contundente en una de sus primeras valoraciones sobre el cordobés: "No veo cómo no puedes enamorarte de un chico joven como Facu. Es pequeño de estatura, pero no puedes juzgarlo por eso. Lo juzgas por su corazón". Y por su inteligencia para elegir su mejor opción.