La F1 podría convertirse en un campo de batalla de energía

Jonathan Noble
·2  min de lectura

A medida que avanzan las conversaciones para la elaboración de las reglas de los futuros motores híbridos de 2026, se presta más atención para hacer la F1 más atractiva para los aficionados y los fabricantes.

La nueva normativa ofrecerá la oportunidad de que el campeonato planifique nuevas tecnologías en el desarrollo de motores, combustibles y baterías.

Una de las direcciones clave que la F1 quiere tomar es la de estar a la vanguardia del desarrollo de combustibles sostenibles, lo cual los jefes de la F1 creen que podría reportar enormes beneficios para el medio ambiente mientras los coches de calle sigan usando motores de combustión interna.

Para Cyril Abiteboul, cuyos jefes de Renault están totalmente comprometidos con la F1, las posibilidades del campeonato en los próximos años son enormemente emocionantes.

"Creo que se va a abrir un área muy interesante para el desarrollo energético", explicó Abiteboul. "Creo que la Fórmula 1 se convertirá en un deporte sobre energía, qué tipo de combustible queremos y qué tipo de baterías queremos usar también".

También lee:

¿Qué sucede con la renovación de Hamilton con Mercedes? Red Bull nunca pensó en Russell para reemplazar a Albon, dice Marko Aston Martin toma oficialmente el lugar de Racing Point

"Estas cosas serán muy importantes para el avance de la industria y en mi opinión, la Fórmula 1 tiene que desempeñar un gran papel marcando ese camino".

"Estas cosas tendrán un impacto, no sólo en el deporte y el mercado automovilístico, también a gran escala."

La F1 ya ha desarrollado un biocombustible de segunda generación, que ha sido enviado a los actuales fabricantes para que lo prueben y verifiquen que es adecuado para los futuros motores.

El presidente de la FIA, Jean Todt, cree que es esencial que el máximo organismo del automovilismo haga todo lo posible para asegurarse de que la F1 siga siendo sostenible en medio de las crecientes preocupaciones ambientales.

"Todos los estados miembros están hablando sobre el cambio climático, sobre el medio ambiente, y nosotros como reguladores y legisladores de los deportes de motor en todo el mundo, y también como la mayor organización de usuarios de carreteras del mundo, es absolutamente esencial que hablemos sobre la sostenibilidad, sobre el medio ambiente, sobre la contaminación", cerró.