El fútbol portugués grita "No al racismo"

Agencia EFE
·2  min de lectura

Lisboa, 21 mar (EFE).- La Liga Portugal ha logrado un grito unánime del fútbol luso contra el racismo durante diferentes iniciativas desarrolladas en los partidos disputados esta jornada, en primera y segunda división.

Las inscripciones de los nombres de los jugadores en la parte trasera de las camisetas ha sido sustituida por "Racismo Não" con el objetivo de conmemorar el Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial, que se celebra cada 21 de marzo.

Jugadores como João Mário -que juega en el Sporting, cedido por el Inter de Milan-, Stephen Eustaquio -que milita en el Paços de Ferreira y jugó en el Cruz Azul mexicano- el iraní Mehdi Taremi (Oporto), el brasileño Everto o el luso Ricardo Quaresma (Vitória de Guimarães) han protagonizado un vídeo en el que dicen "no al racismo", en un mensaje dirigido a los aficionados y a la población en general.

Muchos de los goles anotados durante esta jornada también han sido festejados con un claro mensaje contra el racismo y algunas de las estrellas del fútbol luso también han dejado su impronta.

Es el caso del medio del Oporto Sérgio Oliveira, que minutos antes del comienzo del encuentro contra el Portimonense escribía con rotulador sobre el objetivo de la cámara de televisión "Racismo Não". Una iniciativa que también fue secundada por muchos jugadores.

"Los únicos colores que importan son los de la camiseta", di "no al racismo", ha insistido la Liga Portugal durante esta jornada en los encuentros de las dos competiciones.

Los árbitros también se han sumado a la causa con el mismo mensaje en sus camisetas, al igual que los capitanes de todos los equipos, que lucía el "Racismo Não" en su brazalete.

Las redes sociales han "clamado" contra el racismo en los últimos días y hasta los banderines de córner han cambiado el escudo del club por el mensaje contra cualquier discriminación racial.

"Respeto por la raza, etnia o religión" de cualquier ser humano, insiste la Liga Portugal.

Hasta el elemento más importante el juego, el balón, llevaba impreso el mensaje de "Racismo Não".

(c) Agencia EFE