Fútbol en pausa: planes por WhatsApp, gimnasios en casa y entrenamientos a solas

Alberto Cantore
lanacion.com

Las imágenes recorren el mundo: futbolistas estrellas que se desempeñan en las principales ligas europeas entrenando en sus hogares. ¿Una nueva modalidad? ¿Un desafío para las redes sociales? Nada más alejado de la realidad. La pandemia causada por el Covid-19 desacomodó las costumbres de la sociedad y también trastocó al deporte. Suspendidas las competencias internacionales y nacionales, el coronavirus modificó los hábitos de los clubes, que cierran sus puertas, y de los planteles profesionales. El fútbol argentino demoró en cancelar los campeonatos, porque hasta anteayer se jugaron partidos de la Copa Superliga y de los certámenes de ascenso, pero la presión ejercida por los jugadores y los directores técnicos empujó al Gobierno y a la Asociación del Fútbol Argentino a paralizar la actividad, en principio, hasta el 31 de marzo. El parate generará un retoque en la rutina de los actores principales y aquellos videos y fotografías que circulan como un challenge se ofrecerán como el novedoso modelo para entrenarse.

Un plan de trabajo, de entrenamiento individual, y una dieta alimentaria, órdenes que los futbolistas tendrán que cumplir en los 14 días que durará el obligatorio receso. Por la decisión de no presentarse a jugar el sábado pasado frente a Atlético Tucumán, en el inicio de la Copa de la Superliga, una medida que provocó revuelo y rispideces entre los dirigentes del fútbol nacional, River fue el primer club que licenció a sus jugadores. Los preparadores físicos Pablo Dolce, Diego Tulbovitz y Diego Gamalero confeccionaron una rutina de trabajos aeróbicos y de fortalecimiento muscular, más un plan de ejercicios de movilidad para que los futbolistas desarrollen en los hogares, gimnasios particulares o espacios verdes. Los juveniles Santiago Sosa y Julián Álvarez se ejercitaron ayer en un parque cercano al Monumental, tomando las medidas de precaución de distancia y de no interactuar con terceros.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

El plantel de Boca estaba convocado para las 16 del martes en el predio del club en Ezeiza, aunque la notificación oficial de la suspensión de la competencia provocó que solo un reducido grupo de colaboradores, el propio entrenador Miguel Ángel Russo -uno de los varios directores técnicos que forman parte del grupo de riesgo, más de 60 años y patologías médicas- y el defensor Carlos Izquierdoz -retiró elementos para ejercitarse-, se hicieran presente. Como el resto de los planteles, los xeneizes se entrenarán sin entrenar. La reunión tenía como eje establecer las pautas a seguir para que cada jugador, pero el cambio de rumbo determinó modificar las formas de comunicación: el preparador físico Damián Lanatta envió por WhatsApp el plan a cada jugador.

La medida que impulsó el Ministerio de Turismo y Deportes, que lidera Matías Lammens, se conoció pasada las 11 y fue a través de una carta que el jefe de la cartera le envió a Claudio Chiqui Tapia, presidente de la AFA. En la misma se solicitaba "suspender la realización de los partidos de todas las categorías programadas por la entidad hasta el 31 de marzo de 2020"; también recomendaba "la suspensión de los entrenamientos de los planteles por el mismo período". A esa altura, Racing cumplía con el turno matutino de la práctica, con ejercicios regenerativos para los que fueron titulares en la victoria sobre Aldosivi, en Mar del Plata, y tareas de campo y ensayo de fútbol para el resto del conjunto que dirige Sebastián Beccacece. Por la tarde, la Academia, mediante un comunicado, informó de la suspensión de los entrenamientos, lo que se replicó en el resto de los clubes de primera. Rosario Central, que anteanoche cayó 3-1 con Colón, en el último partido de fecha de apertura de la Copa de la Superliga, ensayará videollamadas entre el PF Javier Bustos y los jugadores, para validar los ejercicios y evacuar dudas.

Un video del arquero alemán Ter Stegen, de Barcelona, ejercitándose en su casa, podría ser imitado en la Argentina, aunque los futbolistas que militan en el Viejo Continente tienen una ventaja: la mayoría dispone en sus casas de gimnasios particulares con cintas para correr y elementos para ensayar circuitos de fuerza. Bayern Munich proporcionó a sus jugadores equipos de entrenamiento para las prácticas individuales. La tecnología será de una gran ayuda para el control que desarrollarán a distancia los preparadores físicos para con los jugadores: los GPS que se utilizan en los entrenamientos posibilitarán contar con estadísticas de rendimientos, mientras que diversas aplicaciones de los Smartphone permitirán un detallado seguimiento para controlar alimentación, descanso y tiempos de ejercitación.

Los futbolistas, los cuerpos técnicos, ingresan en una dimensión desconocida en cuanto a los entrenamientos. Sin antecedentes, ajustar las tareas será un desafío para quienes conducen y también para los jugadores. El plan tiene una meta mínima: que cada profesional pueda sostener la forma física que adquirió durante la pretemporada y era regulada con las prácticas colectivas y la competencia. Sin jugar y sin entrenar, mejorar esos tópicos sería casi imposible, al igual que elevar la condición futbolística.

Newell's, lesionados y juveniles

El plantel profesional de Newell's desandará el mismo camino que el resto de los equipos de la Superliga, aunque los jugadores lesionados tendrán contacto con los fisioterapeutas. Pablo Pérez, Aníbal Moreno, Cristian Leman, Facundo Nadalín y Mauro Formica tendrán un plan de trabajo en campo, en Bella Vista, con supervisión a distancia, excepto para las tareas de gimnasio, que estarán bajo el control de los kinesiólogos René Girotti y Pablo Risso, aunque con un tiempo reducido de contacto.

La pensión donde se alojan los jugadores juveniles e infantiles también fue cerrada, al igual que la de River e Independiente. "Desalojamos y los chicos fueron enviados a sus casas, siempre en contacto con la familia y con las autoridades del colegio -Newell's tiene un instituto educativo-", señaló Juan Cruz Anselmi, coordinador del departamento físico motor del fútbol juvenil e infantil de Newell's, en diálogo con LA NACION. Instructor de la Conmebol y con 20 años de experiencia, relató cómo es la tarea coordinada con otros clubes: "Estamos en contacto permanente con los colegas de todos los clubes, coordinadores generales, preparadores físicos, médicos, con quienes compartimos información y las acciones que nos permitan seguir un patrón general".

Qué leer a continuación