Los grandes del fútbol europeo se enfrentan a una pérdida de 2.000 millones de dólares, según Deloitte

·2  min de lectura
Vista general antes del partido entre el Bayern Munich y el FC Augsburg, en el Allianz Arena, Munich, Alemania - 8 de marzo de 2020

26 ene (Reuters) - Los clubes de fútbol de élite de Europa podrían dejar de percibir más de 2.000 millones de euros (2.430 millones de dólares) en ingresos al final de la temporada 2020-21 debido al impacto de la pandemia COVID-19, según la Football Money League de Deloitte.

El informe publicado este martes señala que la cifra incluye las cantidades dejadas de percibir en 2019-20, cuando los 20 clubes con mayores ingresos de Europa obtuvieron 8.200 millones de euros en ingresos combinados, lo que supuso un descenso del 12% respecto a la temporada anterior.

Ese descenso de 1.100 millones de euros se debió principalmente al aplazamiento de los ingresos por retransmisión en el ejercicio que finaliza en 2021, ya que todas las grandes ligas se paralizaron en marzo del año pasado a causa de la pandemia.

Dado que la mayoría de los partidos se disputan sin espectadores desde junio, es probable que los ingresos por jornada de los principales clubes europeos sigan siendo casi nulos hasta el final de la campaña 2020-21.

"Las transacciones de los días de partido son una piedra angular del modelo de negocio de un club y ayudan a impulsar otras actividades generadoras de ingresos", dijo Dan Jones, socio del Sports Business Group de Deloitte.

"El tamaño final del impacto financiero de la pandemia en el fútbol dependerá, en gran medida, del momento y la escala del regreso de los aficionados".

La clasificación Football Money League para 2019-20 se mantuvo en líneas generales con respecto a los años anteriores, ya que el Barcelona mantuvo el primer puesto con unos ingresos anuales de 715,1 millones de euros.

El conjunto catalán, sin embargo, sufrió la segunda mayor caída de ingresos entre los clubes que figuran en la lista, después de haber firmado un año récord en 2018-19, cuando se convirtió en el primer club en superar la barrera de los 800 millones de euros de ingresos.

El Real Madrid registró un aumento del 8% en los ingresos comerciales para mantener el segundo puesto de la clasificación (714,9 millones de euros), mientras que el campeón de Europa, el Bayern de Múnich, subió al tercer puesto (634,1 millones de euros) tras una campaña en la que ganó el triplete.

($1 = 0,8247 euros)

(Información de Hardik Vyas en Bengaluru; editado por Ken Ferris; traducción de Jorge Martínez)