El fútbol argentino no para: con 15 jugadores con Covid, Banfield rescató un impensado empate contra Estudiantes (y casi lo gana)

Ariel Ruya
·3  min de lectura
Festeja Ramiro Enrique; el hijo de "el Negro" Enrique anotó el 2-2 definitivo para Banfield
FOTOBAIRES

El drama no se acabó. El Ministerio de Salud de la Nación dio a conocer el nuevo reporte de la evolución del coronavirus en nuestro país: informó 13.667 nuevos casos y 272 muertes. En cuanto a los fallecimientos, es el número más alto desde el 5 de febrero, cuando se produjeron 285. El duro dato de la realidad no escapa al escenario del fútbol argentino. Sin embargo, no hay restricciones ni cambios abruptos: el show debe continuar con los protocolos vigentes. Eso sí: hay equipos que juegan diezmados, con promesas que no están preparadas para el salto a primera. Ocurrió con Sarmiento, pasó con Gimnasia y en la noche del lunes fue el turno de Banfield, que de todos modos consiguió un 2-2 emocionante ante Estudiantes, con 15 futbolistas menos en su plantel, infectados con Covid. Y perdía 2-0...

España: Barcelona consiguió un agónico triunfo para ponerse a un punto del Atlético de Madrid

El viernes pasado, tres jugadores dieron positivo en los testeos: Luciano Gómez, Emanuel Coronel y Jesús Dátolo. Los tres se encontraban asintomáticos, pero lógicamente debieron ser aislados. Horas antes del choque contra Estudiantes, el club confirmó que a esos nombres se les sumaron Facundo Altamirano, Facundo Sanguinetti, Alexis Maldonado, Gregorio Tanco, Mateo Pérez, Juan Álvarez, Giuliano Galoppo, Lautaro Ríos, Martín Payero, Juan Manuel Cruz, Fabián Bordagaray y Luciano Pons. Algunos son casos positivos, otros contacto estrecho, mientras que hay otros casos que, si bien dieron negativo, presentan síntomas que podrían ser relacionados con el virus. Javier Sanguinetti, el conductor de la revelación de la Copa Diego Maradona, se inclinó por una formación repleta de juveniles. Que tienen un amor propio extraordinario.

Archu los conoce bien: el proyecto del Taladro está basado en el semillero. Varios jóvenes se enteraron horas antes no solo que iban a ser citados: de pronto, debieron salir a la cancha. De ellos, fueron titulares Ramiro Di Luciano, lateral derecho, de 17 años (le gusta ir al ataque), Ignacio Rodríguez, volante de la Reserva, de 19 (buena técnica), y Matías González, también mediocampista y de 19 (hábil, pícaro).

Para la citación, que tuvo el 85 por ciento de los intérpretes de las divisiones menores, el cuerpo técnico del Taladro recurrió a varios jugadores de Reserva, como Gino Santilli, Aaron Quiros, Julián Eseiza, Nicolás Villagra, David Puca, Miguel Sotelo y Axel Ovejero, quienes fueron hisopados durante la mañana de este lunes y dieron negativo. Entre algunos nervios y ansiedad, se enfrentaron con un Estudiantes áspero, con otro tipo de experiencia.

Festeja Enrique, autor del empate; el Taladro rescató un 2-2 con sabor a victoria
FOTOBAIRES


Festeja Enrique, autor del empate; el Taladro rescató un 2-2 con sabor a victoria (FOTOBAIRES/)

Además, fueron aislados Adrián González, ayudante de campo de Sanguinetti, un videoanalista y un integrante de prensa. Próximamente, el plantel y los colaboradores se realizará un nuevo testeo mediante el sistema PCR de la doble validación. Mientras, Alexis Sosa, que había dado positivo la semana anterior, se reincorporó al plantel y fue parte de los titulares.

Mil vidas en una sola: se crió sin padres, salió campeón en River, superó un tumor y se reinventó en Chile

Un remate al ángulo de Apaolaza y un toque de Rogel a la salida del balón detenido, adelantaron a Estudiantes. Parecía que se avecinaba una goleada. Pero el fútbol argentino tiene orgullo, amor propio: le pone el pecho a la adversidad. Lollo y Ramiro Enrique -el hijo del Negro, que disfrutó su noveno partido como profesional-, con dos cabezazos, sellaron el emotivo 2-2.

Javier Sanguinetti, artífice de un Banfield que jugó con varios juveniles por los elevados contagios de Covid en el plantel
FOTOBAIRES


Javier Sanguinetti, artífice de un Banfield que jugó con varios juveniles por los elevados contagios de Covid en el plantel (FOTOBAIRES/)

Este escenario se replica. El 21 de marzo, Sarmiento de Junín consiguió su primera victoria en el torneo al vencer por 3 a 1 a Defensa y Justicia, con un plantel diezmado por el Covid-19 con 11 contagios, más el DT Mario Sciacqua. El sábado pasado, Gimnasia disputó su partido contra Lanús sin 13 integrantes del plantel y perdió por 4 a 2, en el Bosque.

Una situación parecida vivió Banfield. Con lo que tiene, salió a la cancha y jugó... a lo grande. En un contexto complejo y desigual, logró un empate impensado. Sanguinetti lo celebró como una victoria. Y es que, de algún modo, ganó.