Fórmula 1: Lewis Hamilton se impuso en el Gran Premio de Portugal

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·7  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Valtteri Bottas, Lewis Hamilton y Max Verstappen, los animadores del GP de Portugal
Manu Fernandez

Una respuesta rápida, un golpe en la mesa para establecer quién lleva la corona y que el retador tendrá que sudar para quitársela. La Fórmula 1 enseña en el comienzo de la temporada 2021 paridad entre las mejores espadas de Mercedes y Red Bull Racing, lo que se traduce en rivalidad en la pista. El Gran Premio de Portugal, la tercera estación del calendario, expuso esa puja que dejó pequeños detalles que sirven para engordarla, después del paso del Gran Circo por el trazado de Imola, dos semanas atrás. Lewis Hamilton volvió a dar cátedra, selló una imponente victoria, con dos adelantamientos que llevan la firma de los campeones, de aquellos pilotos que trascienden el paso del tiempo. Se reinventa el británico, un cazador de récords, pero también un insaciable: siete títulos del mundo, la marca histórica de victorias y de poles en la F.1 no alcanzan para satisfacer su apetito de gloria.

La pole N°100 se le escapó por apenas siete milésimas frente a su compañero Valtteri Bottas, que en los últimos cinco años al menos largó una vez al frente de la grilla. No alcanzó a ofrecer un giro la carrera que el Auto de Seguridad hizo su ingreso, tras un inconcebible toque de Kimi Raikkonen y Antonio Giovinazzi, ambos con Alfa Romeo, que terminó con el abandono del finlandés, el único piloto que no vio la bandera a cuadros en Portimao. En el relanzamiento, Bottas hizo todo de modo lento hasta el momento de máxima aceleración, lo que llevó a Hamilton a ser presa de Max Verstappen (RBR), quien lo superó en la Curva 1. Un nuevo round entre los dos mejores pilotos de la actualidad, en el que el neerlandés marcaba territorio como en San Marino.

Las siete décimas con las que Hamilton se impuso en la apertura del año, en el GP de Bahrein, establecieron que con el retoque técnico RBR acortó la brecha con Mercedes. MadMax había marcado la pole, dando crédito a las especulaciones de los test de pretemporada sobre las reales posibilidades de la escuadra que dirige Christian Horner de batallar por el título en 2021, pero la estrategia no resultó efectiva en la pista, más allá de las divergencias sobre el tránsito de la Curva 4 del séptuple campeón. “Max nos va a exprimir al máximo”, aventuraba, con razón, Hamilton. En la segunda cita, en el GP de Emilia Romagna, Mercedes fue dominado por su rival, aunque el británico firmara la pole y Verstappen partiera desde el tercer cajón de la grilla. Un roce de hombros, cuando se cruzaron camino a las entrevistas para la televisión, aumentó el tópico de la rivalidad, que se hizo más efusivo con el triunfo en Emilia Romagna.

En Portimao, seis meses atrás, Hamilton ganó y rompió la barrera de 91 victorias de Michael Schumacher. El circuito le trae buenos recuerdos y el piloto hace su tarea para que la historia no se consuma. Desde el tercer puesto, por detrás de Bottas y Verstappen, diseñó la estrategia para ganar. Las quejas del neerlandés, después de la qualy, reflejaban una debilidad que Hamilton debía explotar. “No disfruté ni una vuelta por el asfalto. El año pasado este circuito estaba en mi top 3 de favoritos”, lanzaba, sobre el cambio de asfalto. Cuatro giros después de la maniobra de superación que le dibujó MadMax, devolvió el gesto con precisión al final de la recta y tapando cualquier intento de recuperación del neerlandés. En la vuelta 19 doblegó a su compañero de garaje y se encaminó al triunfo, aunque restaba un tercio de competencia.

Desde la posición de líder, Hamilton y Mercedes iniciaron el lógico juego de estrategias. El neumático, la temperatura hizo sufrir a Bottas en Imola –aunque no tanto a su compañero británico- fue la carnada elegida, aunque desde RBR mantuvieron la calma y no se involucraron con lo que disparaba la radio. En una carrera de una parada, en el giro 20 Hamilton empezaba a dialogar con su ingeniero Peter Bonnington, sobre el desgaste, mientras el equipo advertía que el primero en ingresar a recambiar las gomas sería Bottas. Toda una extrañeza, ya que en 2020 se giró hasta el doble de vueltas: las primeras detenciones se ensayaron promediando la vuelta 40.

Lewis Hamilton (Mercedes), celebra su triunfo en el GP de Portugal
GABRIEL BOUYS


Lewis Hamilton (Mercedes), celebra su triunfo en el GP de Portugal (GABRIEL BOUYS/)

“Una carrera física y mentalmente exigente. No tuve una buena salida y tampoco un relanzamiento eficaz, por lo que debí reposicionarme y lo logré antes de que se destruyeran los neumáticos”, comentó Hamilton, aunque desde el momento de saltar a la cima y el recambio de gomas hubo una ventana de 18 giros y el ritmo del auto N°44 fue contundente. Una situación inversa a la de Bottas, que nunca logró tomar ventaja cuando abrió el camino: “No sé qué sucedió en el primer período, desconozco por qué no pudimos abrir una brecha de más de un segundo”, relató el finlandés, que solamente ganó solo cinco de las 17 veces que partió desde la pole.

Con casi cuatro segundos de ventaja sobre Bottas y más de 5′' frente a Verstappen, Red Bull Racing llamó al neerlandés al box para calzarlo con neumáticos duros. Fue una seguidilla de detenciones entre el giro 36 y 38: luego fue el turno de Bottas –reingresó apenas por delante de MadMax, pero sin temperatura se le movió el auto y fue superado- y por último Hamilton, que sin contratiempos siguió como dominador. La ventaja en las vueltas finales era tranquilizadora, aunque no suficiente para ir por gomas blandas para atrapar el punto que entrega marcar la vuelta más rápida. A esa batalla se lanzaron Bottas, en el giro 64, y Verstappen, una vuelta después. Un error estratégico de Mercedes, que le dejó el cierre a RBR, aunque no logró capitalizar la ventaja porque al neerlandés le quitaron el tiempo de la vuelta, por superar el límite de la Curva 14. “No estaban controlando ese sector”, se quejó amargamente el piloto de RBR, aunque los comisarios deportivos, con Michael Masi a la cabeza, sancionó correctamente la infracción.

El campeón no da tregua. Hamilton firmó el triunfo 97 de su historial, estiró a ocho la ventaja en el campeonato de Pilotos y llevó a Mercedes a celebrar un nuevo éxito en su gran premio N°500. La F.1 también se contenta con disfrutar de la rivalidad con Verstappen.

La carrera, vuelta por vuelta:

Vuelta 66

Max Verstappen quiebra el tiempo de Bottas, con 1m19s849/1000 pero lo penalizaron por maniobrar fuera de la pista. El punto por el récord de vuelta queda, entonces, para Bottas y Mercedes. Lewis Hamilton gana la carrera.

Vuelta 65

Bottas marca el récord de vuelta, con 1m19s 865/1000.

Vuelta 60

Todo sigue igual. Hamilton le saca más de 5 segundos de ventaja a Max Verstappen y será el gandor de esta carrera si nada raro ocurre. Bottas está en el tercer lugar.

Vuelta 51

Hamilton supera a Checo Pérez incluso antes de que el piloto de Red Bull ingrese en los boxes.

Vuelta 44

Otro récord de vuelta de Lewis Hamilton: 1m21s380/100. El británico estira la diferencia y quedará en la punta cuando Checo Pérez ingrese en boxes.

Vuelta 38

Ahora ingresa Hamilton (2s5/10). Checo Pérez queda momentáneamente en la punta, seguido por Hamilton, Verstappen y Bottas.

Vuelta 36

Verstappen (Red Bull) es el primero de los de punta en ingresar en boxes (detención de 2s3/10). Enseguida entra Bottas, que se detiene durante 3s3/10.

Vuelta 32

Hamilton se prepara para ingresar en los boxes y concreta la vuelta más rápida: 1m21s934/1000.

Vuelta 20

Brillante maniobra de Lewis Hamilton que supera a su compañero Bottas, que ahora sufre el acoso de Verstappen.

Vuelta 17

Hamilton recorta la diferencia con Bottas y se lanza en busca de la punta.

Lewis Hamilton dejó atrás a Max Verstappen y va por Bottas
GABRIEL BOUYS


Lewis Hamilton dejó atrás a Max Verstappen y va por Bottas (GABRIEL BOUYS/)

Vuelta 11

Lewis Hamilton supera a Max Verstappen y recupera el segundo lugar; es la lucha más emocionante de la carrera por ahora.

Vuelta 6

Se reanuda la carrera. Bottas mantiene el primer lugar; Verstappen sorprende a Hamilton y está segundo.

Vuelta 1

La largada fue limpia, pero Kimi Räikkönen rompió la trompa de su Alfa Romeo y quedó fuera de la carrera. Safety car.

Max Verstappen (Red Bull) y Valtteri Bottas (Mercedes)
Manu Fernandez


Max Verstappen (Red Bull) y Valtteri Bottas (Mercedes) (Manu Fernandez/)

La segunda línea en la salida la ocuparán los pilotos del equipo Red Bull, el neerlandés Max Verstappen, quien fue el más rápido en la tercera sesión de entrenamientos, y el mexicano Sergio Pérez.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.