La Fórmula 1 recupera a los 4 fantásticos para una temporada inolvidable

Alberto Cantore
·6  min de lectura
Gran Premio de Canadá 2012: Fernando Alonso (Ferrari) y Lewis Hamilton (McLaren) flanquean al poleman Sebastian Vettel; en ese año, el piloto germano se consagró campeón con una diferencia de tres puntos sobre el español, con Kimi Raikkonen clasificándose tercero y el británico en el cuarto escalón del mundial
Luca Bruno

Tres años después se rearma el póker de campeones en una temporada de Fórmula 1. El regreso de Fernando Alonso al Gran Circo relanza a los cuatro ases: el asturiano vuelve a asociarse a Lewis Hamilton, Sebastian Vettel y Kimi Raikkonen. Entre ellos suman 12 títulos mundiales, con el británico como bandera con siete coronas; el alemán acumula cuatro, el español celebró dos y el finlandés, una. Diez temporadas atrás, en 2012, estos nombres finalizaron en los cuatro puestos más destacados del campeonato: Vettel se quedó con el premio mayor, por apenas tres puntos (281 a 278) por encima de Alonso.

En tiempos en que las escuderías revistan a las jóvenes promesas, la edad no resulta un impedimento para mantener la vigencia, el carisma y ser ejes sobre los que rueda la F1: Kimi, con 41 años, debutó hace dos décadas en el Gran Premio de Australia; en esa misma jornada en Albert Park se estrenaba Alonso, de solo 19 años. En 2007 lo hicieron Hamilton (36), como compañero de Alonso en McLaren, y Vettel (33), en BMW Sauber y en el GP de Estados Unidos, en reemplazo del accidentado Robert Kubica. Los cuatro fantásticos con renovados desafíos en una temporada que se enseña prometedora. 

Lewis Hamilton y la oportunidad de reescribir una vez más la historia de la Fórmula 1: de consagrarse campeón, el británico celebrará su octava conquista y se convertirá en el piloto con más títulos en la categoría
Lewis Hamilton y la oportunidad de reescribir una vez más la historia de la Fórmula 1: de consagrarse campeón, el británico celebrará su octava conquista y se convertirá en el piloto con más títulos en la categoría

Los focos de atracción se multiplican, pero Hamilton se lleva siempre un porcentaje mayor. La conquista del octavo título es la gran apuesta para el británico, que estableció nuevas marcas de victorias (95), poles (98) y podios (165), números que ostentaba Michael Schumacher y asomaban imbatibles. De consagrarse –lo hizo en 2008, 2014, 2015, 2017, 2018, 2019 y 2020- también romperá el emparejamiento de siete coronas con el Káiser. ¿Otras posibles metas? Ganando un GP igualará a Schumy, que triunfo al menos una vez durante 15 temporadas consecutivas; necesitará cuatro tripletes –pole, record de vuelta y triunfo- para alcanzar los 22 que inscribió el alemán.

La visita a Bahrein fue un trago amargo en 2020 para el piloto, que no corrió el GP de Sakhir –el segundo que se disputó en ese país en el calendario 2020- tras ser detectado positivo de Covid-19. Tampoco los ensayos de pretemporada resultaron cómodos para el modelo W12 de Mercedes, aunque la escuadra de Brackley pocas veces se muestra dominantes en las pruebas (apenas se impuso en 14 de 68), como si ocultara los secretos del auto a los rivales. “Es el momento perfecto para que tengamos problemas y encontrar las soluciones”, relativizó Hamilton, que a fin de año volverá a ser agente libre. La renovación del vínculo con Mercedes se demoró más de lo imaginado –se anunció el 8 de febrero-, aunque dejó abierta la posibilidad de continuar en la F1 a partir de 2022, cuando se implemente un nuevo reglamento técnico.

La guía de Aston Martin

Con un rendimiento de más a menos, el sexto año en Ferrari resultó un suplicio para Sebastian Vettel. Desenfocado, en un auto indócil y que se gestó a partir de parámetros equivocados, los desencuentros con su compañero de equipo Charles Leclerc y Mattia Binotto, el jefe de la Scuderia, compusieron un escenario fatalista. Después de que su nombre se lo asoció con Red Bull Racing, donde logró los cuatro títulos entre 2010 y 2013, tomó la butaca en Aston Martin –ex Force India y Racing Point-, que regresa como marca después de 61 años a la F1. “Yo no soy James Bond, pero estoy seguro que seré mucho más rápido que él”, dijo sonriente, sobre los autos que manejaba el agente secreto en las películas y el modelo AMR21 que contará con motores Mercedes.

Decimotercero en 2020, donde no ganó ninguna carrera, los progresos que enseñó el equipo alientan al germano a relanzarse. “No paso mucho tiempo mirando hacia atrás, más bien estoy ilusionado con este nuevo reto e intento encontrar los detalles pequeños que nos puedan ayudar a mejorar. Está claro quiénes arrancan como favoritos, pero queremos estar en la pelea”, apunta Vettel, que tendrá como compañero a Lance Stroll, un piloto en ascenso y que deseará medirse con un campeón para demostrar que su asiento en la F1 no es solo cuestión de dinero.

Los nuevos colores de Sebastian Vettel; el germano, tetracampeón entre 2010 y 2013, intentará redescubrirse en Aston Martin, luego de los seis años en Ferrari
Los nuevos colores de Sebastian Vettel; el germano, tetracampeón entre 2010 y 2013, intentará redescubrirse en Aston Martin, luego de los seis años en Ferrari

Un regreso con proyección

La vuelta de Fernando Alonso es una de las novedades salientes en la F1. El bicampeón 2005-2006 regresa al equipo con el que logró las dos coronas, aunque lleve una nueva denominación. Porque Renault es a partir de 2021 Alpine, un fabricante de automóviles deportivos que compró Renault en 1973 y de trayectoria en los mundiales de Resistencia y Rally. La lectura del piloto asturiano es realista, entiende que con el actual reglamento deberá contentarse con batallar por liderar el pelotón del medio de la grilla, aunque se esperanza con el futuro. “Vuelvo a la F1 con el objetivo de tener la oportunidad de ganar carreras y con la esperanza de pelear por campeonatos. Entendemos que este año no va a ser posible porque la normativa es parecida a la de los años anteriores, así que no veo que vaya a ocurrir ningún milagro. Pero en 2022 hay una oportunidad y queremos ser uno de los que sorprendan a todo el mundo”, explicó el ovetense, que ganó tres veces en Bahrein: 2005 y 2006, con Renault, y 2010, con Ferrari, escudería con la que se impuso por última vez, hace 11 años, en el GP de Singapur.

“Hay una parrilla muy competitiva y será un desafío vencer a los campeones Hamilton, Vettel, Raikkonnen o a Verstappen, que no es campeón y de la nueva generación de pilotos, pero que demostró talento y victorias en cuatro o cinco años”, señaló en una entrevista con la BBC. Y ante la pregunta de si cree que todavía es tan bueno como ellos, el español dijo “No, soy mejor”, pero focalizándose en su performance: se siente mejor que en 2018, cuando dejó la categoría y en desventaja deportiva –McLaren era una calamidad- con los apellidos que apuntó.

El regreso del bicampeón: Fernando Alonso vuelve después de dos años a la Fórmula 1, donde se consagró en 2005 y 2006; como en la época de gloria, en Renault, que desde 2021 se convirtió en Alpine
GIUSEPPE CACACE

El Hombre de Hielo y con más GP’s

El año pasado, Kimi Raikkonen quebró la marca de piloto con más carreras en la F1: en el GP de Eifel, en Nürburgring, superó con 324 GP’s a Rubens Barrichello y a fin de temporada estiró la serie a 330. Fue la única razón deportiva de celebración, porque en 2020 tuvo su peor ubicación en un mundial –decimosexto-, aunque exhibió que el talento está intacto en la espectacular escalada en la memorable partida del GP de Portugal, en donde saltó de 16to a 6to en el primer giro.

Con 41 años, Kimi Raikkonen es el piloto de mayor edad de la Fórmula 1; ahora en Alfa Romeo, en 2007, el finlandés fue el último piloto campeón con Ferrari
DAN ISTITENE

De 41 años -es el piloto de mayor edad del paddock-, en sus 18 temporadas de F1 el finlandés atesoró un título, 21 triunfos, 103 podios, 18 poles… La única corona, en 2007, es la última que celebró un piloto de Ferrari. “Me tomo las carreras como un reto. El resto, lo que rodea al negocio, no me interesa”, señaló quien desde 2019 se unió a Alfa Romeo. Todo un contracultural para el Gran Circo, al punto de haber cancelado los festejos que se prepararon por las 300 carreras –GP de Mónaco 2019-: “No hay nada que celebrar. Además, no me gusta Mónaco. No es un buen Gran Premio, es terrible para los mecánicos”, rechazó quien en 2009 se marchó de la Scuderia para correr en rally y retornó a la F1 tres años después con Lotus.

Fernando Alonso y Lewis Hamilton compartieron una temporada en McLaren: la tensa relación provocó la partida del asturiano a Renault, donde cumpliría su segundo ciclo con el equipo francés
Luca Bruno