Fórmula 1: Mercedes se inquieta y ve fuerte a Red Bull tras las pruebas de pretemporada

·4  min de lectura
Raro ver una imagen como ésta en Fórmula 1: Lewis Hamilton sale de su Mercedes luego de un despiste; el equipo campeón tuvo fallas en las prácticas de pretemporada, en Bahréin.
Hasan Bratic

La supremacía de Mercedes ha sido tan constante en la Fórmula 1 en las últimas siete temporadas que sorprende no verlo al tope en un fin de semana. Generalmente, y sobre todo en 2020, cuando algún oponente lo superó lo hizo por poca diferencia y circunstancialmente. Pero ahora, cuando el certamen de 2021 todavía no empezó, hay cierta preocupación en la escudería alemana.

Eso, aun cuando hasta ahora no hubo más que tres jornadas de pruebas, en Sakhir, Bahréin. Claro: no fueron ensayos cualesquiera. Los de pretemporada son el primer diagnóstico de la criatura que nace, los exámenes inmediatos post parto. Y no sólo dejaron algunos índices inesperados –para mal– por parte de los autos negros, sino que además sucedió algo que nunca: fueron los autos que menos vueltas hicieron. Es decir, los que más problemas tuvieron y los que menos oportunidades ofrecieron a los ingenieros de sacar conclusiones sobre el comportamiento del nuevo modelo.

Cómo es el nuevo Mercedes W12 con el que Lewis Hamilton buscará el octavo título de la Fórmula 1

Hubo fallas como el sobrecalentamiento de la caja de transmisión que en el primer día padeció el W12 de Valtteri Bottas. La última jornada vio una mejora del equipo que tiene sede en Brackley, Inglaterra, con un quinto tiempo a cargo de Lewis Hamilton, pero... a un segundo de Max Verstappen y su Red Bull. El austríaco fue el coche que mejor impresionó en las prácticas, a dos semanas del estreno del torneo, que será en el mismo escenario.

En Sakhir, Max Verstappen y su Red Bull fueron la mejor pareja en las pruebas para el campeonato de 2021.
Red Bull Oficial


En Sakhir, Max Verstappen y su Red Bull fueron la mejor pareja en las pruebas para el campeonato de 2021. (Red Bull Oficial/)

Mercedes se preocupa y ve inquietantemente bien a Red Bull, pero los demás creen que los entrenamientos erráticos del conjunto supercampeón son un espejismo. Entienden, por ejemplo, que los W12 escondieron potencial. Lo tienen medido según sus datos, incluso: unos 50 caballos de fuerza en la primera jornada. Para engañar, por un lado, y para evitar sobreexigencias en materiales cuya fiabilidad no estaba comprobada, como se vio con la caja del auto de Bottas.

Todos son cautos cuando declaran. Todos dicen que el rival estará muy bien. Por ejemplo, Hamilton sobre Red Bull: “Va a ser un animal diferente este año, con una alineación realmente buena de pilotos y un coche también bueno. Va a haber una batalla muy larga con ellos durante todo el año”, estima el inglés, algo a disgusto por ahora pero sin desesperarse: “Todavía no estamos donde queremos estar. No puedo destacar ninguna área; en lo global necesitamos mejorar”.

Lewis Hamilton reconoció que Mercedes no está como quiere en este punto del año y prevé que la puja por la corona será con Red Bull, pero más reñida que en 2020.
Lewis Hamilton reconoció que Mercedes no está como quiere en este punto del año y prevé que la puja por la corona será con Red Bull, pero más reñida que en 2020.


Lewis Hamilton reconoció que Mercedes no está como quiere en este punto del año y prevé que la puja por la corona será con Red Bull, pero más reñida que en 2020.

Andrew Shovlin, el director de ingeniería en la pista de Mercedes, traza este panorama: “En ritmo de carrera no somos tan rápidos como Red Bull. Hemos progresado con el equilibrio con mucho combustible y el coche fue más predecible, pero con poco combustible, demasiados autos estuvieron por delante. Puede que esta vez tengamos que trabajar más que otros años antes de la primera carrera. No dejaremos piedra sin mover para encontrar más velocidad”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Desde enfrente son escépticos sobre la presunta debilidad de la marca germana. “Estoy seguro de que estará bien en la primera carrera. Creo que será de Mercedes o Red Bull”, proyecta Sebastian Vettel, ahora en Aston Martin, otra escudería que giró poco. George Russell, de Williams, coincide: “Son Mercedes. Van a estar bien. Estoy bastante seguro de eso”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La escuadra dirigida por Toto Wolff tiene una última prueba, privada y de pocos kilómetros en Sakhir (otro circuito), para probar cambios. Algo es seguro: no empezó como planeaba. Insólitamente, quedó última en la tabla de giros realizados y distancia cubierta en Bahréin, entre los diez equipos. Sus coches dieron 304 vueltas y recorrieron 1645,2 kilómetros en los tres días, significativamente menos en promedio que hace un año. En la pretemporada de 2020, transitaron 700,5 km por día, y ahora, 548,4, o sea, 21,7% menos de rodaje, de conclusiones, de correcciones. Y con tanta restricción de prácticas en la categoría –para contener gastos–, lo que se hace antes del primer gran premio cobra más importancia.

La caja de cambios del W12 de Valteri Bottas colapsó por sobrecalentamiento y Hamilton anduvo fuera de la pista; Mercedes no la pasó bien en los tres días de exámenes en Bahréin, pero tendrá unos últimos ensayos privados breves allí mismo antes del Mundial.
LAT Images


La caja de cambios del W12 de Valteri Bottas colapsó por sobrecalentamiento y Hamilton anduvo fuera de la pista; Mercedes no la pasó bien en los tres días de exámenes en Bahréin, pero tendrá unos últimos ensayos privados breves allí mismo antes del Mundial. (LAT Images/)

Los que más aprovecharon en la pista fueron dos integrantes del pelotón de medio-fondo de la grilla: Alfa Romeo y Alpha Tauri, con 422 giros y 2283,8 kilómetros. Completaron la tabla Ferrari, con 404 y 2186,4; Alpine, con 396 y 2143,1; Haas, con 394 y 2132,3; Williams, con 373 y 2017,6; McLaren, con 369 y 1997; Red Bull, con 327 y 1769,7, y Aston Martin, con 314 y 1699,3. Detrás de todos ellos quedó el superpoderoso Mercedes.

La Fórmula 1 definió su calendario 2021 con la confirmación del GP de Portugal