Fórmula 1: Lewis Hamilton pidió mejoras en su Mercedes para pelear con Max Verstappen, pero Toto Wolff le bajó las pretensiones

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Lewis Hamilton y Toto Wolff luego del Gran Premio de Turquía.
LAT Images / Daimler AG

Son momentos difíciles de asimilar en el equipo Mercedes de Fórmula 1. Especialmente por la falta de costumbre. Hablamos del team que lleva 7 títulos consecutivos de Constructores y que tiene a uno de los dos heptacampeones mundiales de la historia, Lewis Hamilton. Como agregado, el piloto británico, en busca de superar al alemán Michael Schumacher y quedar solo en lo más alto del ranking, arrancó la temporada 2021 muy bien perfilado: ganó tres de las cuatro primeras carreras (Bahrein, Portugal y España). Hasta teniendo, el equipo liderado por Toto Wolff, golpes de escena estratégicos con los neumáticos para sorprender al principal rival (Red Bull), como en el GP de España.

Pero todo cambió repentinamente. Desde entonces, y disputadas otras cuatro competencias en el año, el neerlandés Max Verstappen rompió con la hegemonía de las Flechas de Plata: se impuso en tres competencias (Mónaco, Francia y Estiria) y no se llevó todas porque un pinchazo en Bakú lo privó del festejo cuando restaban apenas 6 giros y marchaba cómodamente puntero. La guerra psicológica desatada por Red Bull, con la contratación de mecánicos de Mercedes, problemas internos a partir de la posible salida del finlandés Valtteri Bottas en 2022 y sobre todo, la mayor velocidad que exhibe Verstappen sobre los dos autos alemanes, desestabilizó progresivamente al “equipo perfecto” de la Fórmula 1, lo llevó a un mundo desconocido. Desconcierto que llega hasta las decisiones tácticas, como se vio en Paul Ricard con la devolución de gentilezas de Red Bull con un cambio más de neumáticos para ganarle la carrera en las últimas vueltas.

Max Verstappen le lleva 18 puntos de ventaja a Lewis Hamilton
ANDREJ ISAKOVIC


Max Verstappen le lleva 18 puntos de ventaja a Lewis Hamilton (ANDREJ ISAKOVIC/)

A pocas horas de una nueva carrera, otra vez en el circuito preferido de Red Bull, el de Spielberg, la lógica indica que MadMax será favorito de no mediar inconvenientes mecánicos como el de Bakú con un imponderable. ¿Qué chance de reacción tendrá Mercedes en este contexto? ¿Minimizar los daños y pensar ya en el Gran Premio de Gran Bretaña, la décima carrera de las 23 que incluye el calendario? La distancia que separa a Verstappen de Hamilton ya alcanzó los 18 puntos (156-138). Un abandono del líder y triunfo del campeón simplifica el problema y relanza el campeonato. ¿Pero deportivamente qué?

Hamilton está sorprendido por la mejora de velocidad de los Red Bull. Lo remarca no sólo en declaraciones periodísticas, sino en medio de la carrera, en el diálogo con los ingenieros de pista y cuyo diálogo sale por TV a todo el mundo. Algunos interpretan que no como queja a Mercedes, sino para que se investigue si el equipo austríaco “cumple con todas las reglas”. Y también pide puertas adentro, como lo hizo en Spielberg: “Tenemos que encontrar rendimiento, tenemos que traer unas mejoras, tenemos que empujar, no sé si es en el alerón trasero, una mejora en el motor, pero tenemos que encontrar algo de rendimiento”. Quejas que lanzó de igual manera Bottas: “Son más rápidos en las rectas (los Red Bull) y también en las curvas. Creo que su paquete es muy eficiente en general. Nosotros como equipo tenemos que darnos cuenta de que necesitamos mejoras en el coche”.

Verstappen y Hamilton durante el GP de España, donde Mercedes soprendió a Red Bull
Verstappen y Hamilton durante el GP de España, donde Mercedes soprendió a Red Bull


Verstappen y Hamilton durante el GP de España, donde Mercedes soprendió a Red Bull

Muchas veces, cuando un líder deportivo como Hamilton, con estatura de un Roger Federer, de un LeBron James, de un Lionel Messi o Cristiano Ronaldo, lanza esos mensajes, suelen ser escuchados. Contemplados. La respuesta que recibió lo dejó helado. Toto Wolff, que ya tuvo que digerir públicamente el “¿por qué no me escuchan cuando dije que era una carrera de dos paradas?” de Bottas durante el GP de Francia, y tras lo cual se tomó la cabeza por el escarnio en vivo, le respondió a Hamilton por los micrófonos de DAZN F1.

“No tenemos el paquete más fuerte. Y ya hemos parado nuestro desarrollo para 2021. Vamos a tener que explotar lo que tenemos, hacer el mejor trabajo posible, entender la configuración de los neumáticos y cualquier rendimiento que haya en el coche, pero este año no va a ser fácil”. Contundente. Al “quiero mejoras”, la respuesta no fue un “vamos a ver qué podemos hacer para ponernos otra vez competitivos”, sino un lapidario “esto es lo que hay, hacé lo que puedas”.

Verstappen festeja en el GP de Estiria, el domingo pasado: una victoria contundente
ANDREJ ISAKOVIC


Verstappen festeja en el GP de Estiria, el domingo pasado: una victoria contundente (ANDREJ ISAKOVIC/)

¿Wolff quiso sacar chapa de su condición de jefe de equipo? Quizá no. Pero es real que mucho margen de maniobra no tiene hoy por hoy, dentro de los parámetros de Mercedes, claro. Los planes de desarrollo están hechos y la mayoría de los equipos, sus fábricas, ya están focalizadas en la elaboración de los modelos para 2022, cuando entrará en vigencia una reforma sustancial de los coches por la adaptación a las nuevas reglas de la categoría. Un panorama complejo para Mercedes.

¿Red Bull ya es campeón entonces? Para nada. “Carreras son carreras y hay que correrlas”, decía siempre Juan Manuel Fangio, el legendario quíntuple campeón mundial nacido en Balcarce. Y Hamilton, a quien varios de sus colegas (y ex) han empezado a erosionar públicamente minimizando sus aptitudes (Fernando Alonso, el propio Verstappen, Jackie Stewart) y dejando entrever que “gana porque tiene el mejor auto”, seguramente dará batalla porque está en su ADN. Aunque también está viendo que el viento de cola no sopla como antes. Tiene auto para estar arriba, pero no arriba de todos como antes.

Algo de paz: Lewis Hamilton disfruta de un breve descanso con su mascota Roscoe
Algo de paz: Lewis Hamilton disfruta de un breve descanso con su mascota Roscoe


Algo de paz: Lewis Hamilton disfruta de un breve descanso con su mascota Roscoe

Y hay más. En esta pelea de intrigas y mensajes encubiertos, nadie descarta que la guerra psicológica depare un nuevo capítulo con el manual de contraataque desde el lado de Mercedes. Como hacerle ver al gran rival que “la batalla está perdida” para sacarlo de eje, relajarlo involuntariamente, y recuperar terreno en un campeonato al que le faltan nada menos que 15 carreras. Una eternidad.

¿Red Bull? Por ahora con las cosas claras: “Mercedes está más cerca de nosotros de lo que estábamos nosotros de ellos el año pasado”, remató Helmut Marko, ex piloto y actual asesor de Red Bull. Y por las dudas, Christian Horner, jefe de equipo, apuntó. “Sabemos que a Toto le gusta tirar la luz hacia otro lado, así que no puedo creer que pasen el resto de este año sin poner un sólo componente en el coche. Max está conduciendo con gran madurez y consistencia y sólo tenemos que seguir dando vueltas de tuerca”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.