Fórmula 1. Lewis Hamilton y Mercedes, un acuerdo entre la diversidad, el récord y el futuro

Alberto Cantore
·6  min de lectura
La séptima corona: Lewis Hamilton festeja el título junto al equipo Mercedes, luego de ganar el Gran Premio de Turquía 2020; el británico renovó contrato por una temporada, con el desafío de convertirse en el máximo campeón de la historia de la Fórmula 1
Fuente: Archivo - Crédito: Daimler AG

Detalles postergaban el final previsible. El anuncio de Mercedes confirmó las sospechas y la butaca más deseada de la Fórmula 1 continuará en poder de Lewis Hamilton, el piloto en actividad con más títulos y récords. Un contrato por un año, una decisión que asoma extraña pero que no resulta antojadiza: el británico tendrá la oportunidad de conquistar la octava corona en 2021 y romper la plusmarca que comparte con Michael Schumacher, aunque también delinear si los cambios deportivos y económicos que se presentarán el próximo año lo seducen para encarar una nueva aventura o si determinar que a los 36 años es el momento para despedirse del Gran Circo con el último baño de gloria y múltiples reconocimientos para encarar desafíos personales y, seguramente, respaldados por la escudería con la que arrasó en las pistas.

Abierto de Australia: Podoroska crece en triunfos y confianza

Los 38 días sin contrato en ningún momento desencadenaron una crisis entre Hamilton y Mercedes: durante ese espacio las partes compartieron mensajes cómplices en las redes sociales. La fábrica de Brackley mantendrá el color negro en los autos y, además de apoyar como en 2020 las lucha contra el racismo, aceptó acompañar a su piloto estrella en la continuidad de la cruzada con el lanzamiento de una fundación benéfica dedicada a la diversidad y la inclusión en el deporte. "Cambiaría un séptimo título a favor de que hubiera más diversidad", reflexionaba Hamilton, en agosto de 2020, durante una entrevista que realizó para la F.1.

Ahora, en el comunicado por la firma del nuevo vínculo, señaló: "Estoy emocionado por iniciar mi novena temporada con mis compañeros de Mercedes. Logramos cosas increíbles juntos y tenemos ganas de llevar nuestro éxito todavía más allá, mientras seguimos buscando cómo mejorar tanto dentro como fuera de la pista [.] Estoy inspirado por todo lo que podemos construir juntos y tengo ganas de volver a la pista". El martes 2 de marzo Mercedes descubrirá el W12, el modelo con el que Hamilton y Valtteri Bottas competirán esta temporada en la F.1; del 12 al 14, el Gran Circo desandará las pruebas en el circuito de Bahréin, donde el domingo 28 dará comienzo el calendario 2021.

Hamilton y Mercedes son un sólido conjunto en la pista y esa formación granítica se enseña en los planes que encaran a la par. "Para nosotros, la base es un compromiso a largo plazo. Queremos elegir proyectos que tengan el mayor impacto posible. Los jóvenes, los estudiantes de un entorno menos favorecido deben recibir apoyo para entrar en la F.1 y trabajar allí", acompañó Toto Wolff, el jefe y CEO de Mercedes y que tiene el 33% de las acciones de Mercedes AMG F1, el mismo porcentaje que Daimler y Jim Ratcliffe, el hombre más rico de Gran Bretaña y presidente de Ineos, patrocinador del equipo desde el año pasado.

Sobre el acuerdo económico del contrato se tejieron múltiples conjeturas. Desde la exorbitante cifra de 70 millones de euros anuales a 40.000.000 y la posibilidad de dos publicidades libres en el buzo y el casco de Hamilton, como informó el portal "f1-insider.com". También el cobro de porcentajes sobre el dinero que Mercedes recibe de Liberty Media y el regalo del Mercedes AMG Project One, el auto híbrido de calle con tecnología de F.1, comentarios que negó Wolff. El jefe y CEO de Mercedes evitó develar números y también desmintió que Hamilton tuviera una cláusula de veto sobre algún piloto si continúa en el equipo a partir de 2022. "Atravesamos tiempos difíciles en términos humanos, de salud y económicos. Lewis es consciente de esta situación, siempre mostró lealtad y comprensión", aseguró el austríaco, que fue contundente con la supuesta condición de impedimento para contratar a ciertas figuras, entre ellas a Max Verstappen: "Nunca se habló de los compañeros".

La lucha contra el racismo y a favor de la diversidad, batallas personales que Lewis Hamilton le trasladó también a Mercedes
Fuente: Archivo - Crédito: Daimler AG

El contrato por un año le posibilita a Hamilton retirarse al terminar 2021, meses antes de que la F.1 tome un rumbo diferente con las nuevas regulaciones técnicas. La pandemia mundial de Covid-19 retrasó la "revolución" para el año próximo, por lo que las escuderías tienen congelados los chasis y la caja de velocidades, continuará limitado el desarrollo del motor y se reducirán las pruebas aerodinámicas. Con la postergación de las medidas, Mercedes es otra vez la estructura a batir y así aumentan las chances de Hamilton de lograr el octavo título. Permanecer en el Gran Circo le ofrece visibilidad para comunicar sus luchas personales, además de profundizar la huella en estadísticas que ya son de ensueño. "El récord competitivo de Lewis está entre los mejores que el mundo del deporte ha visto y es un embajador valioso para nuestra marca y nuestros socios. La historia de Mercedes y de Lewis se escribió en los libros de historia de nuestro deporte en las últimas ocho temporadas y tenemos hambre de competición para agregarle más capítulos", explicó Wolff, sobre el deseo de extender el dominio que Mercedes ejerce desde 2014.

"Conseguir un octavo título sería una cosa increíble", comentó Hamilton a la Gazzetta dello Sport. Dueño de las principales marcas -mayor cantidad de victorias (95), poles (98), podios (165)-, otros registros que podría quebrar en 2021 son: nueve victorias consecutivas en un año, de Sebastian Vettel en 2013; nueve triunfos en un mismo escenario -ganó ochos veces en Hungaroring, mientras que Michael Schumacher lo hizo en ocho ocasiones en Magny Cours-; las ocho pole que encadenó Ayrton Senna entre el GP de España 1988 y el de Estados Unidos 1989 se exhiben como otro récord en el horizonte para el británico, que en 2015 quedó en siete.

Para Mercedes también resulta positivo renovar por una temporada. La fábrica de Brackley conserva por quinto año consecutivo a su fórmula de pilotos y tanto Hamilton como Bottas quedarán libres a fin de año, lo que le permitiría encarar el nuevo ciclo con una nueva formación. Ahí tallaría la figura de George Russell, piloto que adquirió experiencia en Williams y tomó el asiento de Hamilton cuando el británico se ausentó por positivo de coronavirus del GP de Sakhir, del 6 de diciembre pasado. Y en el caso de que el séptuple campeón decidiera permanecer en el Gran Circo, conservaría al mejor piloto del paddock acompañado por quien es considerada la futura estrella de la F.1.

Hamilton se aseguró la oportunidad de reescribir una vez más la historia y Mercedes la posibilidad de ser imbatible y renovarse a pleno a partir de 2022, cuando empiece una nueva era. La fórmula del éxito sigue vigente.

Lewis Hamilton y Mercedes desandarán juntos por noveno año consecutivo el camino de la Fórmula 1; 2021 podría significar el cierre de un ciclo histórico, con el británico retirándose del Gran Circo y la escudería renovándose, rumbo a una nueva era deportiva, en 2022
Fuente: Archivo - Crédito: Daimler AG