Fórmula 1. Charles Leclerc y Lando Norris, con todo contra Checo Pérez en una carrera cargada de sanciones

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Sergio Pérez en la grava, después de intentar la maniobra de superación sobre Lando Norris en el Gran Premio de Austria; el mexicano, protagonista de las polémicas en el circuito de Spielberg
Clive Mason - Formula 1

Precipitado para ejecutar maniobras de sobrepaso, Sergio Checo Pérez (Red Bull Racing) arriesgó más allá de los límites y finalizó apuntado por Charles Leclerc (Ferrari) y Lando Norris (McLaren) por su temerario manejo en el Gran Premio de Austria de Fórmula 1. Las batallas que ensayó el mexicano con el monegasco le valieron un castigo de 10 segundos de penalización, mientras que el director de carrera Michael Masi avaló el accionar frente al británico, tras el relanzamiento de la carrera, lo que desató la furia del joven piloto de McLaren, que finalizó en el tercer escalón del podio, por detrás de Max Verstappen (Red Bull Racing) y Valtteri Bottas (Mercedes).

“Rompió mi auto”, señaló Leclerc por la radio, tras lanzar un insulto a Pérez en el giro 41. El mexicano le practicó la misma maniobra y en el mismo lugar -en la Curva 4- que le valió el castigo de cinco segundos a Norris en el inicio de la carrera en Spielberg. Seis vueltas más tarde, el monegasco y el guadalajarense volvieron a disputar la posición y otra vez Pérez estranguló en la pista a Leclerc, ahora en la Curva 6. El piloto de Ferrari se desencajó: “Este tipo es un idiota”. La secuencia provocó que Masi le aplicara 10 segundos de sanción a la segunda espada de Red Bull Racing, al que el clasificador lo descubrió en el sexto lugar; Leclerc concluyó en el octavo puesto.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Pérez y Leclerc mantuvieron un duelo en 2020, en el Gran Premio de Sakhir. El europeo falló y generó un incidente del que el mexicano se recuperó y firmó su primer triunfo en la F.1 en el trazado de Bahrein. El recuerdo fue imborrable para Pérez, que recibió las disculpas de Leclerc en el box, tras la victoria. “No creo que sea un error de Checo, no lo culpo. Si hay alguien a quien culpar, ese soy yo”, admitía el talento de Maranello. Siete meses después, el pensamiento seguramente no es el mismo.

“Tengo que pedir disculpas a Charles [Leclerc], esa no es mi forma de competir. No soy un piloto que hace ese tipo de cosas. Le dije todo lo que había pasado desde mi punto de vista, pero no es suficiente. No está bien cuando tienes este tipo de problemas, pero él ya sabe que no soy un piloto de este estilo y yo no me siento mal conmigo mismo”, reconoció Pérez en palabras que publica Race Fans. Menos contemplativo fue con Norris, al que acusó de perjudicar su carrera: “Creo que estaba por delante y me echó fuera. No fue lo suficientemente limpio, fue más allá del límite y me arruinó la carrera. La próxima vez puede ser muy diferente”, se descargó el guadalajarense, que de pelear por el segundo puesto cayó al 10mo.

Esa maniobra le valió la condena a Norris. El piloto de McLaren cumplió la penalización cuando hizo el pit stop, aunque ofreció su disgusto: “Fue una carrera emocionante, pero estoy decepcionado porque deberíamos haber terminados como segundos. Se salió de la pista solo, ni siquiera existió un roce. Intentarlo por el exterior es un poco estúpido”. La diferencia entre Bottas y el talentoso británico en los cronómetros argumentó el descontento, aunque para alimentar su orgullo estuvo Hamilton, que por la radio y en plena carrera, señaló: “Un gran piloto, Lando”. De Austria, Norris se lleva el reconocimiento del siete coronas, del público -elegido el Piloto del Día-, su cuarto podio en tres temporadas en la F.1 y su mejor qualy en 47 GP’s.

La tarea de Masi y los comisarios deportivos levantó quejas, como la de Fernando Alonso (Alpine). “Sorprendido y frustrado por la primera curva, donde adelanté a Leclerc y Ricciardo (McLaren), pero se pasan por fuera y después terminan séptimo y octavo. Está muy bien salirte de pista: te ahorras tráfico, es interesante”, relató el asturiano a la transmisión de DAZN F1. “Para la siguiente carrera ya sé por dónde se puede transitar”, señaló con ironía.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La libreta de sancionados tuvo más protagonistas: 30 segundos de penalización y 3 puntos en la licencia para Nicholas Latifi (Williams) y Nikita Mazepin (Haas), por parar y arrancar y no respetar la doble bandera amarilla; 20′' y dos puntos para Kimi Raikkonen (Alfa Romeo) por provocar el accidente con Sebastian Vettel (Aston Martin); 10′', Yuki Tsunoda (Alpha Tauri) por cruzar dos veces la línea demarcatoria en la entrada de boxes; 5′' Lance Stroll (Aston Martin) por exceso de velocidad en el pit lane.

La temporada pasada empezó en Spielberg y la sanción de cinco segundos a Hamilton, por un incidente con Alex Albon (RBR) en el desenlace de la carrera, le costó el podio al británico. El castigo marcó un antecedente del que ahora son rehenes el director de carreras Masi y los comisarios deportivos. Las quejas del pasado se replicaron en el presente, con la Curva 4 otra vez como escenario de maniobras que desatan la polémica.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.