El expediente secreto: la Conmebol inicia una tercera investigación contra Lionel Messi

Alejandro Casar González
lanacion.com

Messi suma otra preocupación ante el avance de la Conmebol sobre sus declaraciones

Lionel Messi y la AFA sumaron en los últimos días un nuevo motivo de preocupación. La Comisión de Ética de la Conmebol inició una investigación por los dichos del capitán argentino luego del partido con Chile, por el tercer puesto de la Copa América de Brasil. El órgano es independiente, y lo que busca es esclarecer las acusaciones de "corrupción" y de "arreglo" del torneo que realizó Messi en declaraciones televisivas. Así, el órgano de instrucción de la Comisión de Ética solicitó la "colaboración" del futbolista rosarino en la causa. ¿Qué le reclama? Que sostenga la acusación con pruebas.

La apertura de esta investigación deja en suspenso los dos expedientes disciplinarios iniciados contra Messi: uno por la tarjeta roja que le mostró el árbitro paraguayo Mario Díaz de Vivar (en la misma jugada también fue expulsado el chileno Gary Medel) y otro por las potenciales infracciones al reglamento disciplinario de la Conmebol con sus manifestaciones luego del partido. El primero fue contestado por la AFA con un recurso de impugnación, que busca quitarle la tarjeta roja o, en su defecto, que la fecha de suspensión sea cumplida en el próximo partido amistoso del seleccionado -justamente, contra Chile en Los Ángeles, en septiembre- y no en las eliminatorias rumbo a Qatar 2022 ni en la próxima Copa América, que la Argentina organizará junto a Colombia en junio de 2020. Según pudo reconstruir LA NACION, lo más probable es que el pedido no prospere y que, si se mantiene la tarjeta roja, Messi se pierda el primer partido (al menos) de las próximas eliminatorias.

El expediente del órgano de instrucción tiene fecha del jueves pasado y está firmado por Rudolf Fischer (paraguayo) y Carlos Terán (venezolano). La AFA, que lo recibió al día siguiente, tiene hasta mañana para contestarlo. Cuanto más se demore, más tiempo tardarán en reactivarse los dos expedientes disciplinarios, que son los que de verdad importan: Ética no suspende a los futbolistas, sólo vela para que se cumpla el Código Ético de la Conmebol e interviene cuando cree que hay una violación a sus reglas. En este caso puntual, el órgano hace uso de las atribuciones que le permite el reglamento y ordena la apertura de la investigación por los "hechos de corrupción" denunciados por Messi. Además, le pide colaboración. Y notifica tanto a la AFA como a la Conmebol del comienzo de las actuaciones.

El futuro de la investigación

Fuentes cercanas a la investigación ven "improbable" que Messi aporte pruebas para lo que, a primera vista, fueron declaraciones en caliente luego de un partido en el que, encima, recibió una tarjeta roja. La jugada, para colmo, ni siquiera fue revisada por el VAR. Y todo, en un contexto en el que él ya había señalado los errores arbitrales luego de la semifinal perdida con Brasil. El expediente de Ética repasa todas y cada una de las palabras que Messi dijo en cadena nacional y que, minutos más tarde, se viralizaron en todo el mundo. Que el órgano de instrucción del Tribunal de Ética lo llame a "colaborar" implica que le pide pruebas que sustente lo que dijo.

Más allá de que la AFA podría argumentar una por una las fallas organizativas de la Copa América de Brasil (errores arbitrales, campos de juego en mal estado, deficiencias organizativas, fallas del VAR, entre otras), hacerlo sería tensar aún más una relación que ya está tirante y que el próximo martes tiene un día clave en Luque, donde está la sede de la Conmebol: Claudio Tapia, presidente de la AFA, debe explicar los motivos de la carta que envió en la que pidió las renuncias de Wilson Seneme, máximo responsable de la comisión de arbitraje de la Conmebol, y del argentino Héctor Baldassi, integrante del mismo cuerpo.

En este escenario, la estrategia más probable es la de un pedido de disculpas firmado por Lionel Messi. De esa forma, el expediente de la investigación por sus dichos quedaría archivado. Y todo volvería al casillero inicial: los dos expedientes disciplinarios (uno por la roja y otro por sus dichos, en el que podrá usarse como prueba una eventual disculpa del futbolista). Abogados especializados en derecho deportivo entienden que por más que el órgano de instrucción de la Comisión de Ética haya abierto su pesquisa, todo lo derivado de las declaraciones de Messi y el revuelo generado se resuelve con una multa económica. Nadie piensa en una suspensión a largo plazo: el Reglamento Disciplinario permite un castigo de hasta 24 meses (dos años). Messi, mientras tanto, sigue disfrutando de sus vacaciones en el Caribe. Lejos de los escritorios y eventuales suspensiones.

Una argentina en el tribunal: la hermana del Cholo integra la Comisión

La Comisión de Ética, cuyo órgano de instrucción decidió abrir la investigación por las declaraciones de Messi, tiene un integrante argentino: es la abogada Natalia Simeone, hermana del Cholo, entrenador de Atlético de Madrid y exfutbolista del seleccionado argentino. Para evitar conflictos de interés, Simeone deberá abstenerse de participar en el caso. El órgano, además, está conformado por el paraguayo Fischer, el venezolano Terán, el peruano Natale Amprimo Pla y el brasileño Marcelo Buhatem.

Lo de Simeone es algo parecido a lo que sucede con Diego Pirota en el tribunal de disciplina. El abogado es uno de los integrantes del cuerpo, pero tampoco podrá intervenir en ninguno de los dos expedientes disciplinarios abiertos contra Messi, por ser argentino. Lo más probable, entonces, es que al tribunal lo integren el paraguayo Eduardo Gross Brown, la venezolana Amarilis Belisario y el chileno Cristóban Valdés.

Qué leer a continuación