La exigencia aumenta con el boleto a Liguilla

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 1 (EL UNIVERSAL).- América cumplió su primera misión, clasificar directamente a la Liguilla, pero Miguel Herrera quiere más, quiere asegurar el segundo lugar de la tabla y para eso debe de vencer primero al FC Juárez, antes de pensar en las finales.

"Yo no pienso en Liguilla, pienso en Juárez, que quiere entrar, así que hay que jugar contra ellos el viernes y ya después tendremos como 20 días para preparar las finales y escoger el día que más nos convenga", dijo al término del partido en el que las Águilas derrotaron 3-1 a los Tigres.

Sobre el juego ante los norteños, dijo: "El equipo hace un partido inteligente, sabíamos que teníamos que ganar para estar seguros en la Liguilla. Manejamos bien en el juego ante un rival que no es sencillo, faltó un poco de contundencia, terminamos sufriendo, pero se ganó, es lo que importa; superamos la barrera de los 30 puntos y nos queda un juego para asegurar ese segundo lugar".

Siempre hay cosas que mejorar, pero su equipo parece llegar apuntó.

"El equipo está compenetrado, nos ha faltado continuidad para darle más volumen de juego a los muchachos; pero ahora apareció Gio (Dos Santos) quien maneja la pelota, distribuye, y hasta dispara; Memo (Ochoa) hace bien su trabajo y Oscar (Jiménez) ya le compite. Los centrales los recuperamos. Estamos bien".

De la jugada en la que se le anuló un tanto a Henry Martín, comentó: "Pues yo no puedo decir nada. Fue de ellos, es más, ni lo utilizaron, mejor lo vimos nosotros. En este cierre del torneo nos hemos concentrado en no meternos con los árbitros. Al Cachorro (Richard Sánchez) le grité que no se metiera con ellos cuando lo amonestaron".