Evenepoel, el futbolista que triunfa sobre la bicicleta

Agencia EFE
EFE

San Juan (Argentina), 2 feb (EFE).- A sus 20 años recién cumplidos, el belga Remco Evenepoel se ha consagrado como un prometedor ciclista al asumir los galones de líder del Deceuninck-Quick-Step para ganar la Vuelta a San Juan, la segunda ronda por etapas que conquista en categoría absoluta como profesional.

Hace solo cuatro años, en 2016, Remco Evenepoel era un joven futbolista que jugaba de central en la cantera del Anderlecht, tras un breve paso por la academia del PSV Eindhoven.

Sus habilidades con el balón le llevaron a ser convocado con la selección belga sub-15 y sub-16, pero en 2017, para alegría de su padre, Patrick, ciclista profesional, decidió cambiar el fútbol por la bici.

Esa decisión se debió a que en un partido, sin motivo aparente, le dejaron en el banquillo cuando siempre era titular. Pidió explicaciones, no se las dieron y esa desilusión se tradujo en desmotivación. La nueva ilusión la encontró en el ciclismo.

Evenepoel, de complexión atlética y dotado extraordinariamente para el deporte, también había demostrado sus cualidades corriendo el medio maratón de Bruselas en una hora y dieciséis minutos, pero lo que nadie sabía es que sobre la bicicleta podría experimentar un progreso espectacular en solo dos años.

Sin pasar por la categoría que le corresponde a su edad, la sub'23, Evenepoel dio en 2019 el salto al profesionalismo directamente desde júnior.

En esa categoría fue precisamente en la que destacó en 2018 con sus triunfos en el Europeo en ruta y contrarreloj en Glasgow (Escocia), a los que siguieron también el Mundial en las mismas modalidades en Innsbruck (Austria).

Hace justo un año, en San Juan, se estrenó como profesional con un noveno puesto en la general y el trofeo al mejor corredor sub-23 de la prueba. En los siguientes meses lograría el triunfo en la Vuelta a Bélgica, en la Clásica San Sebastián, una etapa de la Adriática Ionica Race y el campeonato de Europa de contrarreloj.

Este año 2020 no ha podido empezar mejor para el joven belga. Partía como protagonista en San Juan, aunque en principio a la sombra de Julian Alaphilippe. La baja de su compañero por problemas estomacales tras la segunda etapa hizo que todos las miradas fueran hacía él. No defraudó. Ganó la contrarreloj de Punta Negra y resistió en el Alto del Colorado, en la etapa reina, tras quedarse cortado a falta de 40 kilómetros para el final. Recuperó, se vino arriba y acabó peleando hasta los últimos metros para aguantar el maillot de líder.

Evenepoel es joven y en su equipo le cuidan con mimo. En 2019 no corrió ninguna carrera de tres semanas y en 2010 hará el Giro de Italia. "Será espectacular correrlo. Es uno de mis grandes sueños", confiesa.

En el pelotón internacional están muy atento a su progresión y, al igual que el colombiano Egan Bernal, que a sus 23 años ya tiene un Tour de Francia, Evenepoel puede ser un corredor llamado a marcar una época si la presión no puede con él y va tomando las decisiones correctas en cada momento.

Desde su salto al ciclismo profesional ha demostrado aplomo y seguridad en sus discursos por muchos periodistas que haya en sus conferencias de prensa.

Sus victorias han hecho que cada vez tenga que hablar más con los medios de comunicación y del anonimato que disfrutaba hace solo tres años no queda nada. Su vida marcha ahora a la misma velocidad que los 400-450 vatios que confiesa mover en veinte minutos sobre la bicicleta.

David Ramiro

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación