Evelina Cabrera fue nombrada embajadora en la OEA

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Evelina Cabrera
Evelina Cabrera

Este miércoles -tal como se informó oficialmente- la reconocida deportista argentina Evelina Cabrera fue nombrada por la Organización de Estados Americanos (OEA) como Embajadora de Buena Voluntad por la Equidad de Género en el Deporte. Se trata de un logro que ya se suma al conocido hito de su vida: ser una de las fundadoras de la Asociación Femenina de Fútbol Argentino (Affar). Además, integrante del cuerpo técnico del prestigioso Pachuca de México. La noticia fue ratificada por el titular de la OEA, Luis Almagro, y celebrada en redes sociales.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Dijo Cabrera al recibir el reconocimiento: “Es una gran responsabilidad que asumiré con mucho orgullo. Junto con la OEA, tendremos la oportunidad de llegar a más niños en toda la región. El deporte es un reflejo de la sociedad”. Y agregó que “todos los niños y niñas ven el deporte como un juego, pero también es una excusa para desarrollar otros temas”, a los que calificó como “tabú”, y enumeró: “La educación sexual, los talleres de sensibilización de género, la violencia intrafamiliar, la discriminación y muchos otros problemas sociales de los que -sin el deporte- es más difícil hablar”.

Evelina Cabrera es una referencia en el deporte moderno. En las librerías del país tiene su autobiografía titulada “Altanegra”, un juego de palabras entre altanera y negra. El libro narra una infancia vulnerable y también una clase magistral en la ONU, que recorrió el mundo por su mensaje de trabajo social para las mujeres. Cabrera es una líder que experimentó diferentes situaciones para convertirse en un ejemplo de superación y compromiso ante toda forma de discriminación. El camino, rodeado de espinas, la lastimó en muchos tramos. Sus padres se separaron cuando tenía 13, vivió y trabajó en la calle y jugó al fútbol hasta 2012, cuando le detectaron una enfermedad. No se rindió y salió adelante.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Sobre su infancia, contaría a LA NACION en un reportaje algunos meses atrás la entrenadora Cabrera: “Nací en Virreyes, en San Fernando. Soy la mayor de tres hermanos y desde chica me enseñaron que estudiar y trabajar era lo que me iba a sacar adelante. Mis viejos no eran muy cariñosos, pero sí tenían esa bandera y me quedó muy grabada. A los 13 años mis papás se separaron y yo me fui de mi casa. Nos golpeó la crisis de 2001 y yo me daba cuenta de que mi presencia les quitaba un plato de comida a mis hermanos, así que me fui y cuidaba autos a la tarde en el Puerto de Frutos. Seguía yendo al colegio, siempre fui, me quedé libre el último año nada más y lo terminé de grande”.

Fútbol y superación. La increíble historia de Evelina Cabrera, presidenta de AFFAR

Por último, en la ceremonia en la OEA, este miércoles, Luis Almagro dijo que es “un honor” que Evelina sea “aliada de la OEA”. La felicitó por “luchar día a día por la inclusión social y el empoderamiento de mujeres y niños”. Señaló además Almagro: “Su ejemplo inspira e inspirará a millones de niñas y niños y jóvenes a superarse utilizando el deporte como herramienta y así mejorar su calidad de vida”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.