Europa League: Edinson Cavani se armó un festín en Manchester y (por ahora) sigue lejos de Boca; el VAR no evitó otro papelón en España

·3  min de lectura
¡Espectacular! Cavani tuvo su noche soñada en Old Trafford y cada vez se complica más su arribo a la Bombonera
PAUL ELLIS

Un toque de zurda para que Bruno Fernandes defina con exquistez. El portugués es tan grande, que sonríe mientras patea por encima del cuerpo del arquero, todo un símbolo. Ese es el 1 a 0 de Manchester United ante Roma, por la primera semifinal de la Europa League. Un derechazo al ángulo, de primera, luego de una pared, como las del fútbol de antes, en sintonía con el mismo crack de las luces bajas. Ese fue el 2 a 2. Un rebote, como un clásico numero 9, el que construye la goleada; el 3 a 2. Desatado, Smalling lo derriba en el área, un penal que convierte Bruno. No hay que perder la cuenta: es el 4 a 2.

Barcelona - Granada, Liga de España: el blaugrana ganaba con gol de Messi, pero se lo dieron vuelta y no pudo llegar a la punta

Greenwood sella el festival con otra asistencial oriental, lejana, al viento y con cambio de frente. Edinson Cavani se arma un festín bajo la lluvia intermitente de Manchester. En su casa, en Old Trafford. Nunca jugó tan bien. El United destroza a Roma por 6 a 2, en la primera semifinal de la Europa League.

El uruguayo, con espacios, es un león indomable. Destreza, picardía, gol. Y, sin quererlo, ¿se aleja un poco de Boca?: con actuaciones como estas, es poco probable que pueda aterrizar en un puñado de meses en la Ribera. De todas formas, lo suyo siempre fue una “cuestión personal”. Todavía no habría que descartar (del todo) su arribo a Boca.

Lo sedujo Atlético de Madrid apenas días atrás. Cavani sueña con jugar en la Bombonera, pero sigue eclipsando con su juego en Europa. Así, se hace muy difícil. Acabó la faena con una sonrisa amplia, recuperó la felicidad en su juego y en su cuerpo. A los 34 años, ídolo de Uruguay, volvió a ser un imprescindible, como en los viejos tiempos -en realidad, no tan lejanos- de PSG, más allá de las rencillas con Neymar.

Con Pogba (y Fernándes) creó Cavani una noche sensacional
Con Pogba (y Fernándes) creó Cavani una noche sensacional


Con Pogba (y Fernándes) creó Cavani una noche sensacional

El United mostró una amplia superioridad y quedó muy cerca de disputar la final del 26 de mayo en Gdansk (Polonia). Fue un festival de goles y emociones. Bruno Fernandes (dos, uno de penal), Cavani (dos), Paul Pogba y Mason Greenwood marcaron por los ‘Red Devils’ mientras que Lorenzo Pellegrini (de penal) y Edin Dzeko anotaron para Roma, que llegó a mandar: estaba 2-1.

El golazo (y el pase de Bruno a lo Ronaldinho)

En el otro encuentro, Villarreal, con el arquero Gerónimo Rulli (deslucida tarea, hasta que resolvió un mano a mano en el final) y el defensor central Juan Foyth (alternó buenas y malas y salió con una molestia) de titulares, se impuso como local sobre Arsenal por 2 a 1.

Falcioni, el Covid y el penal que cobró Vigliano: “La tensión y el estrés que tuve me desestabilizaron”

Manu Trigueros y Raúl Albiol metieron los goles del Submarillo Amarillo, en el que Ramiro Funes Mori no salió del banco de suplentes. Para el conjunto londinense descontó el marfileño Nicolas Pepe, de penal. Y esa pena fue insólita...

Juan Foyth le cometió un penal a Pepe, bien anulado por el VAR, porque el delantero, previamente, había tocado la pelota con el brazo
JOSE JORDAN


Juan Foyth le cometió un penal a Pepe, bien anulado por el VAR, porque el delantero, previamente, había tocado la pelota con el brazo (JOSE JORDAN/)

El equipo español ganaba por 2-0 y cerca estaba del tercer grito. Los ingleses jugaban con un futbolista menos por la expulsión de Dani Ceballos. Saka, de Arsenal, cayó en el área supuestamente derribado por Manu Trigueros, estando rodeado por otros tres defensores del Submarino Amarillo. Hubo contacto mínimo, provocado por el delantero y el árbitro Artur Manuel Soares Dias no dudó: penal. Claramente, no había sido.

La supuesta infracción

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El VAR no cambió la decisión. Por el intercomunicador, le dio vía libre. Un rato antes, la tecnología advirtió una mano de Pepe, en la acción previa a un penal que Foyth le cometió. El defensor se retiró con una lesión en el muslo de la pierna izquierda.