Eurocopa. Inglaterra e Italia definen el título en el ambiente especial que impone Wembley

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Lorenzo Insigne, la gambeta en el ataque de Italia; Harry Kane, la cuota de gol inglesa; figuras de la final de la Eurocopa en Wembley.
LAURENCE GRIFFITHS

Dos potencias europeas se enfrentarán este domingo por un título que históricamente les fue escurridizo, esquivo a sus aspiraciones de reinar en el continente. Inglaterra aspira a hacerse fuerte en Wembley para conquistar la Eurocopa por primera vez e Italia anhela levantarla por segunda ocasión, a 53 años del torneo en el que fue anfitrión, en 1968. Desde entonces, la Azzurra agregó dos títulos mundiales (1982 y 2006) a los dos que ya atesoraba (1934 y 1938).

En realidad, uno de los rasgos que describe a la Euro es su variedad de campeones: 10 en 15 certámenes. Sólo España, en 2008 y 2012, pudo repetir de forma consecutiva. Este domingo, desde las 16 de la Argentina, se determinará quién sucederá al Portugal de Cristiano Ronaldo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Antes de dejar de ser presidente de la UEFA para defenderse en los tribunales suizos por una causa en la que se lo investigaba por un cobro indebido en la FIFA, Michel Platini dejó plasmada su revolucionaria idea de una Eurocopa de sedes múltiples, distribuidas en 11 países (ocho capitales). La pandemia obligó en 2020 a una postergación, pero se mantuvo el proyecto de que se jugara desde España (Sevilla reemplazó a Bilbao) hasta Azerbaiyán (Bakú).

En esta Euro itinerante, ninguno fue más local que Inglaterra. No en vano uno de los lemas ingleses durante el torneo fue “football’s coming home” (se puede interpretarlo como ”el fútbol viene a casa” y como “el fútbol va a su casa”). Con el de este domingo, el seleccionado británico habrá afrontado en Wembley cinco de sus seis partidos. En su única salida consiguió la victoria más abultada: 4-0 a Ucrania por los cuartos de final. No sólo definirá el título en su tierra, sino que además, por las restricciones que impone Inglaterra para los viajeros del exterior, los únicos hinchas italianos que podrán estar son los residentes. Se estima que de la capacidad habilitada para 65.000 espectadores, menos de 10.000 ubicaciones serán para los visitantes.

Gareth Southgate, DT de Inglaterra
Gareth Southgate, DT de Inglaterra


Gareth Southgate comanda un ciclo que empezó en el sub 21 de Inglaterra

Los dos seleccionados intentarán coronar dos procesos que llevan un tiempo de recuperación. El de Inglaterra es más extenso; arrancó con el director técnico Gareth Southgate al frente del seleccionado Sub 21 y una generación de futbolistas que fue campeona del mundo sub 17 y sub 20 y europea sub 19. En el Mundial de Rusia ya dejó una impresión positiva, al finalizar en el cuarto puesto.

Italia transita un renacimiento tras tocar fondo al no clasificarse para el último Mundial, después de 60 años. El arquitecto fue el entrenador Roberto Mancini, con un invicto de 33 partidos (la última derrota fue en septiembre de 2018, ante Portugal).

Roberto Mancini, en el último entrenamiento de Italia; el técnico acumula un invicto de 33 partidos
@Vivo_Azzurro


Roberto Mancini, en el último entrenamiento de Italia; el técnico acumula un invicto de 33 partidos (@Vivo_Azzurro/)

Ambos sufrieron en el paso previo a la final. Italia, más alejada de su histórico estilo conservador y cercana a un juego más ambicioso y asociativo, se encontró con una España que tiene más asimilado ese plan de juego. Sin la pelota, Italia llevó la semifinal a la definición por penales, instancia en la que Jorginho convirtió el remate del 4-2.

Inglaterra accedió a la final no sin acallar la polémica en su 2-1 sobre Dinamarca en el suplementario, tras la sanción de un penal en el que no se advirtió un foul contra Raheem Sterling y en el que el VAR no intervino. Kasper Schmeichel le atajó el remate a Harry Kane, que anotó al tomar el despeje. El delantero de Tottenham, que suma cuatro tantos, tiene la posibilidad de alcanzar en la cima a Cristiano Ronaldo y al checo Patrick Schick, que anotaron cinco.

Volvieron a sobrevolar las sospechas de las ventajas localistas, que se remontan a la única conquista de Inglaterra, con el gol fantasma –la pelota no traspasó la línea del arco– de Geoff Hurst a Alemania en Wembley en la final del Mundial ’66. Por las dudas, Gabriele Gravina, presidente de la Federación Italiana de Fútbol, lanzó una alerta: “Las polémicas sobre el riesgo de un eventual arbitraje desfavorable no hacen honor a nuestra tradición deportiva”. Björn Kuipers, de Países Bajos, es el juez que estará bajo la lupa.

Detrás del seleccionado de Inglaterra está hasta la reina Isabel II, que rememoró cuando le entregó la Copa del Mundo al capitán Bobby Moore en 1966. A los 95 años, la monarca no estará en Wembley, pero le hizo llegar al plantel una felicitación y su deseo de triunfo.

Probables formaciones

  • Inglaterra: Jordan Pickford; Kyle Walker, John Stones, Harry Maguire y Luke Shaw; Declan Rice y Kalvin Phillips; Bukayo Saka, Mason Mount y Raheem Sterling; Harry Kane. Director técnico. Gareth Southgate.

  • Italia: Gianluigi Donnarumma; Gioanni Di Lorenzo, Leonardo Bonucci, Giorgio Chiellini y Emerson Palmieri; Nicolò Barella, Jorginho y Marco Verratti; Federico Chiesa, Ciro Immobile y Lorenzo Insigne. Director técnico: Roberto Mancini.

  • Árbitro: Björn Kuipers (Países Bajos).

  • Estadio: Wembley, de Londres.

  • Hora: 16 de la Argentina.

  • TV: TNT Sports y DirecTV.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.