Eurocopa. Inglaterra aumenta sus acciones de candidata al título: cerró su arco y aplasta arriba

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Harry Kane conecta de cabeza el centro de Luke Shaw y marca su segundo gol, el tercero de Inglaterra a Ucrania en el último de los cuartos de final de la Eurocopa.
ETTORE FERRARI

En la itinerante Eurocopa de 11 estadios de diferentes países, a Inglaterra le tocó salir por primera vez del cobijo y el amparo de Wembley. No extrañó ni estuvo desconocida. Es más, se la vio mejorada, crecida. Su estela triunfal como local se profundizó con una goleada en el Olímpico de Roma, donde venció por 4 a 0 a Ucrania y se clasificó para las semifinales. Ahora volverá a su templo londinense, donde el miércoles se enfrentará con la sorprendente Dinamarca. Y de continuar su buen suceso, Wembley volverá a abrirle las puertas para la final del próximo domingo, contra el vencedor de España vs. Italia.

El seleccionado de Gareth Southagate perfecciona su fórmula. A su blindaje defensivo –llegó al récord histórico de no recibir goles en los primeros cinco encuentros del certamen– sumó el despertar goleador de su centrodelantero y capitán, Harry Kane. Tras la sequía en la etapa de grupos, Kane recuperó el olfato y la puntería con un gol a Alemania en los octavos y dos a Ucrania en los cuartos.

Después del susto por Eriksen, Dinamarca sorprende y va por la hazaña

A medida que avanza la Euro, Inglaterra aumenta su rendimiento. Aplastó a la Ucrania de Andriy Shevchenko emitiendo señales más convincentes y positivas que en las primeras jornadas. Desde 2004, cuando le ganó a Croacia, no convertía cuatro goles en un partido de Eurocopa.

Compacto de Inglaterra 4 vs. Ucrania 0

Semifinalista también en el Mundial de Rusia, el seleccionado de Inglaterra se pone a la altura de su prestigiosa Premier League, considerada la mejor liga del planeta. De ahí también surgen los equipos más dominadores de la Champions League, cuyas dos de sus últimas tres finales fueron protagonizadas por cuatro clubes ingleses.

Como lo indica el resultado, ante Ucrania no pasó ninguna zozobra. Ya a los 4 minutos se puso en ventaja con una incursión de Raheem Sterling y una asistencia a la espalda de un zaguero central para que Kane definiera con un puntazo. Suplente en algunos encuentros del Manchester City de Guardiola, Sterling lleva la Nº 10 de los Three Lions y se reivindica como una de las figuras, ya no sólo de Inglaterra sino también del torneo. En los momentos de más obnubilación ofensiva, el zigzagueante extremo marcó los únicos dos tantos en los tres cotejos de la zona. Y abrió la cuenta frente a Alemania, cuando todo era incierto.

El zaguero Harry Maguire festeja su gol frente a Ucrania
Nick Potts - PA Images


El zaguero Harry Maguire festeja su gol frente a Ucrania (Nick Potts - PA Images/)

Cada arranque de Sterling, entre sus quiebres de cintura y cambios de paso, hace temblar a las defensas rivales. Tras debutar en el seleccionado a los 17 años con el director técnico Roy Hodgson, Sterling alcanzó, a los 26, un equilibrio entre la madurez futbolística y la frescura juvenil. Criado cerca del estadio de Wembley, desde chico ya se le advertía un talento precoz, reflejado este sábado en el taco con que asistió a Luke Shaw, ejecutante del centro que Kane definió de cabeza para el tercer gol. El lateral de Manchester United se transformó en una importante vía de ataque con sus proyecciones y asistencias.

Varios analistas coinciden en que Kane tiene condiciones como para ser un delantero de época. José Mourinho, en su paso por Tottenham, le aconsejó para su carrera nuevos retos en el nivel de club. Que emigrara hacia proyectos más ambiciosos. Su transferencia a Manchester City podría ser una de las más importantes del actual mercado de pases. Mientras tanto, en el seleccionado equipara a los goleadores históricos. Entre mundiales y Eurocopa suma nueve tantos, en la misma línea que Alan Shearer y sólo uno por debajo de Gary Lineker, el máximo anotador. Kane es el líder y Southgate, que decidió reemplazarlo a 20 minutos del final para preservarlo, lo esperó en la zona técnica con aplausos y un abrazo.

Southgate mantiene una columna vertebral con el arquero Jordan Pickford, los centrales John Stones y Harry Maguire, Kalvin Phillips y Declan Rice en el doble pivote y Kane y Sterling como fijos en la ofensiva. A partir de esa base, puede disponer una línea de tres, como contra Alemania, o volver a una de cuatro, la empleada frente a Ucrania. También mueve las piezas juveniles de que dispone para completar el ataque. Contra Alemania fue titular Bukayo Saka, promesa de 19 años de Arsenal, y este sábado jugó desde el inicio Jadon Sancho (21), que volverá a la Premier para jugar en Manchester United tras un pase por 100 millones de dólares para Borussia Dortmund. Phil Foden (21) también alterna.

Los hinchas ingleses que viajaron a Roma festejan el triunfo; ahora tendrán la oportunidad de volver a Wembley para la semifinal, contra Dinamarca.
TOLGA AKMEN


Los hinchas ingleses que viajaron a Roma festejan el triunfo; ahora tendrán la oportunidad de volver a Wembley para la semifinal, contra Dinamarca. (TOLGA AKMEN/)

En el banco se quedó Jack Grealish, la mayor individualidad para gambetear en una baldosa. Quizá con algún remordimiento por no haberlo sumado a la fiesta, Southgate lo consoló tras el final con un abrazo y unas palabras al oído.

Tras dejar una buena impresión en el Mundial, Pickford, arquero de Everton, se afirma en la Eurocopa. Atribuye la estabilidad a una cuestión familiar: “Tener un hijo ayuda, cambia la vida”. Otro que se ordenó para beneficio propio y del seleccionado fue el zaguero Maguire, el defensor más caro de la historia cuando lo compró Manchester United. Hace un año fue separado durante un tiempo del plantel nacional por un incidente que tuvo derivaciones policiales sucedido durante sus vacaciones en Grecia.

Con atrevimiento de sobra para jugar con los pies, Inglaterra desplegó también su poderío aéreo ante Ucrania. Tres goles fueron de cabeza: de jugada el de Kane, y dos de pelota detenida (Maguire y Henderson). Tarea cumplida con holgura. Inglaterra vuelve a Wembley y Southgate ya imagina el ambiente: “Sé lo que va a pasar en casa, cerveza en mano, en el aire. Deben disfrutarlo; es un año largo para todos y estoy contento de que hayamos dado tanta felicidad a la gente”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.