Euro: Cristiano Ronaldo dice finalmente presente

JARKOV, Ucrania (AP) — Tal vez los cánticos provocadores "Messi, Messi, Messi" mermen ahora que Cristiano Ronaldo resultó el artífice del pase de Portugal a los cuartos de final de la Eurocopa.

Con dos goles de Cristiano y una actuación dominante del delantero, Portugal derrotó 2-1 a Holanda el domingo y sacó boleto a la siguiente fase.

El ariete tendrá una nueva oportunidad de demostrar su grandeza cuando Portugal enfrente el jueves a la República Checa por el pase a las semifinales.

El interrogante es este: ¿Se achicará nuevamente Cristiano cuando las papas queman, como lo ha hecho en otros torneos de selecciones?

Sus dos goles ante Holanda fueron un verdadero revivir, ya que en las dos presentaciones previas Cristiano había defraudado, desperdiciando varias situaciones propicias para anotar.

"Lo criticaron mucho después de los dos primeros partidos, pero ya está de vuelta. Así de rápido cambian las cosas", comentó el técnico de Holanda Bert van Marwijk.

A los 27 años, Cristiano Ronaldo sabe que todavía no ha rendido lo que se espera de él con la selección. "Nuestro objetivo era pasar de la primera ronda. Ahora puede suceder cualquier cosa", expresó el jugador.

El astro puede sentirse un poco más cerca del nivel de Lionel Messi, quien ha sido la figura dominante del balompié mundial los tres últimos años. La conquista de la liga española por parte del equipo madrileño hizo subir las acciones del portugués, que de todos modos quedó detrás del argentino en la tabla de máximos cañoneros de la temporada.

A menudo el ego de Cristiano puede más y el delantero parece petulante, algo que los aficionados no le perdonan. Durante el partido con Dinamarca desde las tribunas brotó el grito de "Messi, Messi, Messi" que buscaba sacarlo de las casillas.

En los encuentros Cristiano parece pensar en sí mismo solamente, en su lucimiento personal y en cómo humillar al rival. Sus alardeos cuando anota un gol son bien conocidos.

En comparación, Messi es el jugador de equipo por excelencia, que celebra con una sonrisa goles que son verdaderas obras maestras, buscando siempre a sus compañeros. Algo que rara vez hace Cristiano.

Para llevarse por segunda vez el Balón de Oro que premia al mejor jugador del mundo --ya lo ganó en el 2008 y los tres siguientes se los llevó Messi--, Cristiano necesita hacer una buena Eurocopa.

La arrancó mal, con pobres actuaciones frente a Alemania y Dinamarca, pero se redimió frente a Holanda. No discutió con sus compañeros y se puso el equipo al hombro. Causó estragos con sus gambetas e hizo buenos pases.

Además anotó dos goles y estrelló dos remates en los palos.

Nadie le gritó "Messi, Messi". Esta vez, Cristiano silenció a sus detractores.

Cargando...

YAHOO DEPORTES EN FACEBOOK